El Revolucionario

Portada > China > China prohibe la celebración del Ramadán

El comunismo es incompatible con la sumisión religiosa

China prohibe la celebración del Ramadán

Profesores y miembros del Partido que persistan en su funesto error serán debidamente castigados

Viernes 5 de septiembre de 2008, por ER. Yenán

Socialfascistas y liberales se unen a coro para pedir «libertad religiosa» en la República Popular de China

JPG - 18.9 KB
Policia chino vigila las calles de Urumqi, capital de la provincia de Xinjiang de mayoría musulmana
Las fuerzas populares de seguridad garantizan la eutaxia de la República frente a las fuerzas que buscan acabar con el comunismo en China

Mientras que la socialdemocracia socialfascista —socialistas de nombre, fascistas de hecho— se complace en tolerar al Islam y los liberales —cegados por el anticomunismo en nombre de una metafísica libertad del individuo— no hacen otra cosa que criticar a la República Popular de China, el gobierno de Pekín muestra su fortaleza al prohibir la celebración del Ramadán —Sunnah en Chino—.

A través de Radio Free Asia —ponzoñoso medio que se dedica a difamar el comunismo chino— los miembros musulmanes de la etnia uigur se han dedicado a «denunciar» el control que el Estado popular ejerce sobre la celebración del Ramadán.

El gobierno chino ha decretado aumentar el control y vigilancia durante los 40 días del Ramadán centrándose especialmente en los dirigentes mahometanos recrudeciendo la prohibición de ayunar. El Partido Comunista ha pedido a los dirigentes uigures —etnia de mayoría musulmana— que «no se unan a actividades religiosas como ayunos y vigilias» así como ha prohibido a los miembros del Partido Comunista celebrar el Ramadán bajo la pena de fuertes castigos. Así mismo, coherentemente, el Estado popular chino perseguirá y expulsará a los profesores y estudiantes que llevados del delirio religioso mahometano se dediquen a actividades insanas como el ayuno.

Los grupos antipatrióticos chinos del exilio llevan denunciando la situación de la religión mahometana en China en contubernio deleznable con el neofeudalista Dalai Lama y la Iglesia Católica que se suman al carro de pedir «libertad religosa para China». Y como hemos dicho, los socialdemócratas y los liberales europeos no hacen otra cosa que escuchar a estos energúmenos y sumarse a la petición de libertad religiosa en el país comunista.

Los representantes del Partido Comunista han respondido por enésima vez, que en la República Popular existe libertad religiosa. «Sólo que esa libertad no consiste en hacer lo que uno quiera ni en difundir cualquier tipo de culto».

Queda por ver cuanto tiempo podrá resistir el racionalismo comunista ante el ataque de sus contumaces enemigos que desgraciadamente parecen cobrar, a cada día que pasa, mayor fuerza y apoyos internacionales.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando