El Revolucionario

Portada > América > Chile > Marcha en Chile en recuerdo de los desaparecidos y asesinados de la (...)

En recuerdo del genocidio pinochetista

Marcha en Chile en recuerdo de los desaparecidos y asesinados de la dictadura

Ayer sábado 30 de agosto

Domingo 31 de agosto de 2008, por ER. Santiago de Chile

Cada vez son menos numerosas las concentraciones en recuerdo de las víctimas

JPG - 8.5 KB
Decenas de chilenos recuerdan a muertos y desaparecidos
Recuperar algo que no existe -la memoria histórica- es imposible. Sólo un cambio de sistema político en Chile permitiría la posibilidad de juicio a los criminales de la dictadura

Apenas unas decenas de chilenos marcharon ayer sábado por las calles de Santiago de Chile en recuerdo de los desaparecidos y muertos durante la dictadura del fallecido general del Ejército chileno Augusto Pinochet Ugarte.

Los manifestantes portaron fotos de sus familiares y amigos desaparecidos, como se ha hecho siempre en Chile en recuerdo de las víctimas de la dictadura militar impuesta tras el golpe de Estado que derribó a Salvador Allende, en connivencia con el Imperio realmente existente y su servicio secreto, la CIA.

Denominada pompósamente la «Marcha por la Justicia» —una justicia idealista y no real, efectiva, por cierto—, recorrió varias calles de Santiago hasta llegar al final del recorrido. En él, se celebró un acto / homenaje en que la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos y Desaparecidos (APDD), Lorena Pizarro, apeló a la socialdemócrata memoria histórica para homenajear a los desaparecidos:

La memoria está presente y viva. Queremos mostrarle a Chile que aún no los hemos encontrado, que la justicia es insuficiente y precaria, que tenemos grandes deudas como sociedad. Miles de chilenos fueron detenidos, secuestrados, llevados a recintos clandestinos de la dictadura y luego hechos desaparecer. A 35 años del golpe militar segmos viviendo en impunidad para los violadores a los derechos humanos.

Dejando aparte que la memoria histórica no existe, porque la historia es una cuestión de entendimiento y no de memoria —por no decir que no existe la memoria colectiva, ya que la memoria, como el cerebro, es único para cada sujeto operatorio, y un colectivo no posee un único cerebro, y por tanto, carece de memoria colectiva—, y que las manifestaciones de esta índole, tanto en Chile como en Argentina y otras naciones políticas hispánicas son cada vez menos numerosas y están siempre lideradas por grupos defensores de la Declaración Universal de Derechos Humanos —de tufo liberal / humanista—, el hecho de que todavía no hayan sido juzgados muchos criminales de la dictadura es una prueba de que la actual democracia chilena es una continuación de la dictadura pinochetista, y que la eutaxia del Estado chileno depende de la protección de esos mismos criminales. Ergo Bachelet, sin desmerecer el dudoso honor de haber sido torturada durante la dictadura, es en realidad una continuadora de lo iniciado en el golpe que acabó con el Gobierno de Allende.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando