El Revolucionario

Portada > Mundo > Norte de África > El Corán con sangre entra

El canon islámico exige golpes y laceraciones

El Corán con sangre entra

Escuelas islámicas de enseñanza intensiva en Senegal

Viernes 9 de mayo de 2008, por ER. Argel

En Senegal, la enseñanza del Islam sigue unos métodos que escandalizarían a los puritanos victorianos: golpes con látigos y con palos en las cabezas de los escolares, humillaciones, fustigamientos... Todo sirve para enseñar la recta verdad revelada por Alá, el Corán, en régimen intensivo, las veinticuatro horas del día.

En Senegal la enseñanza sigue los cánones del Islam. Los profesores golpean con palos en la cabeza a los niños. Los castigos corporales, muchas veces denunciados en colegios de recta moral cristiana, como los victorianos existentes en Inglaterra, por abusivos, son sin embargo vistos como algo normal en estas latitudes africanas. Los estudiantes islámicos en zonas como la capital Dakar, además de enseñanza, viven en régimen completo: comida y alojamiento en la escuela.

Si hasta los niños acuden a lacerarse y herirse en la festividad de la Ashura, en honor del martirizado nieto de Mahoma, Husein, los niños que van a ser islamizados no tienen ningún reparo en aceptar sumisamente todo tipo de golpes, mientras reciben una enseñanza basada exclusivamente en el fanatismo de recitar, hasta el hartazgo, los versículos del Corán.

JPG - 42.2 KB
Profesor golpea a alumno
El Corán con sangre entra

Terrorismo procedimental

Si el terrorismo islámico, principalmente el de Al Qaeda, hace furor en numerosos lugares del mundo, como el Norte de África o Indonesia, el terrorismo procedimental también constituye una forma de difundir el Corán.

Si bien no cabe comparar a un grupo organizado que ataca de manera imprevista para causar terror, el procedimiento usado por docentes contra sus alumnos para hacerse respetar, golpeándoles con todo tipo de objetos lacerantes y contundentes, o la ablación del clítoris que usan los poligámicos maridos con sus esposas para garantizar su fidelidad, podría incluirse entre los métodos usados para causar terror. Sin ese terror, difícilmente la sociedad islámica podría sobrevivir entre tan numeroso grupo de fieles.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando