El Revolucionario

Portada > Israel > Mientras Abás y Al Fatah callan, Hamás dice que la ejecución de Sadam es un (...)

En un contexto de presión sobre el gobierno israelí para excarcelar a presos palestinos

Mientras Abás y Al Fatah callan, Hamás dice que la ejecución de Sadam es un «asesinato político»

Por su parte Al-Qaeda, en un comunicado, trata a Al Fahta y al gobierno egipcio de «traidores»

Domingo 31 de diciembre de 2006, por ER. Tel-Aviv

Termina el año sin determinaciones claras acerca del soldado israelí secuestrado, y con el pseudoestado palestino al borde de la «guerra civil»

Aunque el presidente y líder de Al Fatah no ha comentado nada acerca de la ejecución de Sadam, Hamás y otras organizaciones palestinas sí lo han hecho. El portavoz de Hamás, Fauzi Barhum, calificó el ajusticiamiento de «asesinato político», pues, dijo, Sadam era «un prisionero de guerra y al ahorcarlo se ha violado el derecho internacional», como si tuviese una noción clara de un concepto tan oscuro y confuso como es el de «legalidad internacional».

El portavoz del movimiento islámico criticó también el que la ejecución se llevara a cabo al comienzo de la Aid al Adha (fiesta del Sacrificio), importante fiesta musulmana. El ministro palestino de Trabajo, Mohamed Barguti, lamentó la ejecución de Sadam, aunque Hamás difiriera con el régimen que impuso en Iraq.

La organización que representa a los presos palestinos en Israel decretó tres días de luto por la ejecución de Sadam y lo mismo ha hecho el Comité Popular para los Refugiados.

Por otra parte, el ministro israelí Meir Shitrit afirmó hace unos días que no habrá liberación de prisioneros palestinos como gesto de buena voluntad hacia el presidente de la AP Mahmud Abás. Israel podría romper así la tradición de liberar presos palestinos con ocasión de la fiesta musulmana del Sacrificio, debido a que sigue prisionero el soldado israelí Guilad Shalit.

La fiesta musulmana se celebra durante este fin de semana pero el gabinete no ha tomado ninguna determinación al respecto y portavoces gubernamentales indicaron que no está previsto que se lleve a cabo. El ministro de Absorción de Inmigrantes, Zeev Boim, dijo que la liberación de presos palestinos, «un gesto que en tiempos normales se acepta cuando hay una fiesta, no debe producirse ahora porque se malinterpretaría», en referencia al posible descontento público si se liberan prisioneros cuando aún está cautivo Shalit. El viceprimer ministro, Simón Peres, ha señalado, sin embargo, que «aún hay posibilidad de que se haga el gesto» de liberar a los presos.

El presidente palestino, Mahmud Abás, insistió en que había tratado el tema con el primer ministro Ehud Olmert y que tenía esperanzas de que Israel liberara a prisioneros palestinos para la Fiesta. «De momento la liberación aún no se ha producido», dijo Abás, quien declaró, sin embargo, que aún espera que ocurra. El Gobierno israelí autorizó, aún con el soldado israelí secuestrado, el ingreso en Israel de unos 4.000 palestinos durante la fiesta, mientras los árabes-israelíes podrán viajar a Cisjordania, y, si tienen familia directa allí, también a Gaza.

El soldado israelí Guilad Shalit, que cumplía el servicio militar en una base cercana a Gaza, fue secuestrado en junio por palestinos vinculados al movimiento islamista terrorista Hamas y, según aseguró el canciller egipcio Ahmed Aboul Gheit el miércoles, aún está vivo. «Estamos trabajando para lograr su libertad y sabemos con certeza que (Shalit) está vivo», expresó Gheit en una conferencia de prensa hace unos días en Jerusalén, tras haberse reunido con la canciller israelí Tzipi Livni y con el Primer Ministro de Israel, Ehud Olmert.

El ministro de Relaciones Exteriores egipcio expresó que su país está actuando de mediador entre las partes pero señaló que no podía garantizar la liberación de Shalit.

Por otra parte, Ismael Hamiya, de viaje por los países árabes circundantes, dice que la liberación de Shalit «se producirá pronto», sin tampoco dar más explicaciones.

Las declaraciones de Hamás sobre la ejecución de Sadam se producen, pues, en este contexto de presión sobre el gobierno israelí en orden a la liberación de los presos palestinos.

Y es que, también es verdad, Olmert facilitó mucho las cosas cuando tendió la mano al enemigo en un discurso, pronunciado en el desértico kibutz de Sde Boker, el día 27 pasado. Junto a la tumba de David Ben Gurion, fundador del Estado israelí, Olmert anunció: «Con Gilad Shalit devuelto sano y salvo a su familia, el Gobierno israelí estaría dispuesto a excarcelar a muchos prisioneros palestinos, incluidos quienes han sido sentenciados a largas condenas».

Es la primera vez que se acepta esta reivindicación del movimiento terrorista islamista Hamás, que desde la captura del militar judío ha exigido la liberación de una veintena de presos condenados hace más de 20 años, además de otros 1.300 prisioneros. Pero Olmert no fue preciso. Y a los dirigentes islamistas no les bastan las promesas: reclaman simultaneidad a la hora del intercambio.

Por otra parte, el lider de Al-Qaeda, Al-Zawahri, en un comunicado de 15 minutos dado ayer por Internet, felicita las fiestas de Sacrificio al «pueblo palestino» denunciado la «traición» llevada a cabo por sus gobernantes, refiriéndose a Al Fatah, al tratar de «renovar el diálogo» con Israel y cooperar con los EE.UU. Además se refiere al presidente egipcio Hosni Mubarak (que se reunirá con Olmert el próximo día 4 de enero) como «el traidor», se supone que en relación a los recientes arrestos y detenciones producidas en Egipto de miembros de los Hermanos Musulmanes. Nada dice, sin embargo, de la ejecución de Sadam, lo que hace suponer que la grabación se llevó a cabo antes del día de la ejecución, ayer sábado.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando