El Revolucionario

Portada > Europa > Serbia se niega a entregar Kosovo

Mientras se acerca el plazo

Serbia se niega a entregar Kosovo

El 10 de diciembre deben concluir las negociaciones

Lunes 26 de noviembre de 2007, por ER. Bruselas

Mientras que en la prensa eurofundamentalista ya se habla de la “solución” de Kosovo, El Revolucionario prefiere hablar de su “secesión” de Serbia; una operación que tiene el visto bueno de EE.UU. y de la UE, pero que no parece contar con su paciente

El primer ministro serbio, Vojislav Kostunica, se ha pronunciado el pasado domingo respecto a lo que, por mucho que se camufle con negociaciones y diálogo, venimos denunciando desde hace tiempo, y es que una nación soberana no podrá nunca aceptar pacíficamente la entrega de parte de su territorio. Ha asegurado que Serbia no va a reconocer un Kosovo independiente.

’Serbia demostrará que una independencia unilateral no significa absolutamente nada’. ’Un reconocimiento de Estados Unidos u otro país cualquiera no puede cambiar nada y convertir una acción ilegal en algo normal y regular’, afirmó Kostunica.

Estas declaraciones preparan la ceremonia de distracción que se continuará durante esta semana en Baden (Austria) en la última ronda de conversaciones entre las autoridades de Belgrado y de Prístina, tras las que ya tuvieron lugar el pasado lunes en Bruselas para apadrinar al recién electo líder ex terrorista de Kosovo.

Los mediadores, Estados Unidos, la Unión Europea y Rusia, deberán presentar el próximo 10 de diciembre un informe ante el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, sobre los “avances logrados”, que podemos augurar imposibles en vista de las declaraciones previas de las partes interesadas. Pues, si comenzábamos la noticia con las declaraciones del representante de la nación soberana, por su parte, los llamados “albanokosovares” o también secesionistas islamistas, amenazan con declarar unilateralmente su independencia si no se logra un acuerdo.

La UE y los EE.UU., interesados en que Rusia, única alianza de Serbia, cumpla el papel de la potencia ambiciosa que utiliza a Kosovo como excusa de su resurgir imperialista, tienen difícil encubrir que es la propia Serbia la que rechaza la “ayuda internacional”.

Batalla de Kosovo (1389)

El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando