El Revolucionario

Portada > Mundo > Norte de África > Mohamed VI solicita elecciones limpias

Pese a que el país vive en un régimen absolutista

Mohamed VI solicita elecciones limpias

Palabras de cara a la galería del déspota marroquí

Miércoles 12 de septiembre de 2007, por ER. Argel

El rey Mohamed VI instó a los políticos de Marruecos a garantizar que las elecciones parlamentarias celebradas el 7 septiembre estén limpias de cualquier tipo de corrupción. Los comicios han dado la victoria a los nacionalistas, partido oficial

El 7 de septiembre se enfrentaron los dos partidos más importantes del reino alauita: la clase dirigente presuntamente laica que lleva gobernando Marruecos más de 50 años con los islamistas, que han aprovechado la desilusión generalizada con los políticos en la población marroquí, que los considera corruptos e ineficaces.

«Instamos (a los partidos políticos) a ver que las elecciones son impecablemente limpias, libres de cualquier sospecha y de arreglos artificiales», dijo el Rey Mohamed VI en una alocución al país norteafricano, donde la monarquía ejerce el verdadero poder. Algo que desanima a la población marroquí para votar, dado el carácter inane de los resultados y el historial de compra de votos que caracterizan a los comicios.

La pobreza rural y el alto desempleo en las ciudades son caldo de cultivo para los terroristas islamitas que ocasionalmente intervienen en Marruecos y en otros lugares del Norte de África. Pese a la delicada situación, el Rey instó a los votantes a pensar en el futuro económico y político de Marruecos: «Las papeletas [...] decidirán cuáles son los mejores programas y discursos de entre los presentados a vuestra libre elección», declaró.

Democracia procedimental y decorativa

Los gobiernos extranjeros han elogiado en numerosas ocasiones las reformas políticas y de derechos humanos realizadas por Marruecos desde que Mohamed VI subió al trono en 1999 tras la autoridad del fallecido rey Hasan II, cuya presencia era admitida a disgusto por esos mismos gobiernos.

GIF - 8.2 KB
Marruecos
Monarquía absoluta en consonancia con el Islam

Sin embargo, numerosas personas del país opuestas a la monarquía afirman que los tecnócratas nombrados por el Rey siguen teniendo las verdaderas riendas del poder y ocupan los cargos más importantes. En concreto, el de Primer Ministro y Ministro de Interior, lo que reduce el papel de los políticos electos a la mínima expresión. La tan manida libertad de prensa sigue siendo algo imposible en Marruecos, puesto que no se tolera la más mínima crítica ni al Islam ni a la monarquía alauí. El caso de la publicación Nichan, retirada de la circulación, es más que elocuente al respecto.

El partido nacionalista gana las elecciones

Finalmente el histórico partido Istiqlal, partido nacionalista, derrotó a los islamistas. Sin embargo, el verdadero vencedor de estos comicios fue la abstención, que superó el sesenta por ciento. Ni al treinta por ciento de participación llegó el número de electores que votaron en la importante ciudad de Casablanca.

El islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD), ha logrado 47 escaños, por 52 del Istiqlal. Todo ante la indiferencia de los marroquíes.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando