El Revolucionario

Portada > Mundo > Norte de África > Bin Laden alcanza el medio siglo de vida

Pese a que se duda que continúe vivo

Bin Laden alcanza el medio siglo de vida

Mientras, sus fieles seguidores siguen sembrando el terror en el Magreb

Lunes 12 de marzo de 2007, por ER. Argel

Vivo o muerto, el sábado cumplió cincuenta años el hombre más buscado del siglo: Osama Bin Laden, terrorista del que nadie sabe si malvive en Pakistán o se oculta en lugares sagrados del Islam como La Meca. Sin su icónica figura, las actuales posiciones en el mapa geoestratégico mundial carecen de sentido: la guerra de Somalia o la insurgencia talibán afgana, así como todos los conflictos de la zona dependen del mensaje fanático e islamita de Bin Laden.

«Creo que está vivo. Es mi héroe y lo está haciendo muy bien, donde quiera que esté», dijo desde Peshawar, al oeste de Pakistán, un comunicante anónimo, colaborador y simpatizante activo de la yihad islámica. «Osama no es una mala persona. Pero sigue un camino equivocado, porque el Islam no nos enseña a luchar como extremistas o terroristas», dijo desde el Punjab, al este de Pakistán, un ciudadano pakistaní, ingenuo y tonto útil de la yihad, asustado por la pregunta.

JPG - 7.9 KB
Bin Laden
El líder de la yihad wahabbita sigue siendo un referente para el mundo musulmán

Mientras Bin Laden despierta sentimientos encontrados, ningún país quiere hablar del más amenazador y simbólico enemigo. Sin su poder de convocatoria no se entienden situaciones tan importantes como la guerra de Somalia o la insurgencia talibán afgana, buena prueba de las ansias mundializadoras del Islam. Vivo o muerto, Bin Laden tiene entre los insurgentes talibanes e iraquíes un gran poder de convocatoria: cada palabra suya y de sus lugartenientes moviliza a cientos de militantes a miles de kilómetros de distancia. Incluso tras el 11-S, Bin Laden invocó a Al Andalus como ejemplo de que el Islam no tolerará más derrotas.

Nacido en 1957 en una familia saudí multimillonaria, Osama pasará a la historia por planear y financiar los atentados del 11 de septiembre de 2001 (11-S). Su actividad comenzó cuando en 1980 la Unión Soviética invadió Afganistán. Entonces registró nombres y datos de posibles luchadores, registro que hoy es conocido como Al Qaeda, la base. Al retirarse los soviéticos, Bin Laden regresó a Arabia Saudí, exiliándose en Sudán por sus críticas a la monarquía, que previamente le retiró la nacionalidad. Fue expulsado del país africano en 1996 y pasó a Afganistán, en pleno régimen talibán. Desde allí dirigió la actividad de Al Qaeda en 33 países, siendo responsable de varios atentados contra intereses norteamericanos.

EEUU inició las operaciones de guerra contra Afganistán el 7 de octubre de 2001, lo que provocó la huida de Bin Laden junto a sus leales, refugiándose en las montañas fronterizas entre Afganistán y Pakistán. Las escasas señales de vida aportadas desde entonces —la última en 2004— hacen que las hipótesis sobre su paradero varíen desde su fallecimiento hasta su refugio en esas mismas montañas o en el lugar sagrado de La Meca.

Al Qaeda del Magreb se atribuye nuevos atentados

El Grupo Salafista para la Predicación y el Combate (GSPC), seguidor de la Yihad de Bin Laden desde el pasado 26 de enero, se atribuyó los atentados de hace una semana en Ain Defla y Tizi Ouzou, que causaron 11 muertos. En un comunicado la organización afirma haber matado «a algunos infieles» en Tizi Ouzou, en su ataque a vehículos de la gendarmería, y causado «diez muertes y heridos entre los infieles rusos» en Ain Defla al atacar un camión de transporte ruso.

El ministro argelino de Interior, Yazid Zerhouni, consideró que con estos atentados los terroristas «persiguen quizás recordarnos que están ahí en esta fase pre-electoral» en referencia a las elecciones legislativas previstas para el próximo mayo en el país magrebí, prueba de que el GSPC incrementa su actividad ante la cercanía de grandes acontecimientos políticos. La misma organización atacó en diciembre y febrero objetivos policiales e intereses de empresas extranjeras.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando