El Revolucionario

Portada > Europa > La UE reprende otra vez a Irak por nuevas ejecuciones

Ante el ahorcamiento de los colaboradores de Sadam Hussein

La UE reprende otra vez a Irak por nuevas ejecuciones

Junto a asociaciones de la izquierda extravagante, el Vaticano y autoridades árabes suníes

Martes 16 de enero de 2007, por ER. Bruselas

Tras el pasado 2 de enero, día en que Italia presentó formalmente el anuncio de una «moratoria» para la llamada «pena de muerte» ante Naciones Unidas, las nuevas ejecuciones que han tenido lugar la madrugada del 15 en Irak de los dos colaboradores de Hussein, Barzan al Tikriti y Auad al Bandar, han vuelto a levantar la voz del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso.

Ejecutados en Irak , Barzan al Tikriti y Auad al Bandar En su visita a la «Ciudad Eterna», el representante de la Unión Europea señaló tras una reunión con el primer ministro italiano, Romano Prodi, que «por una cuestión de principio, la UE está en contra de la pena de muerte. Ningún hombre puede quitar la vida a otro hombre». El presidente del Ejecutivo comunitario indicó a la prensa que «debemos trabajar juntos para llegar a una moratoria» en los países que aún aplican la ejecución capital, y mostró su apoyo a las iniciativas italianas en este sentido.

Durao Barroso y Prodi, así como representantes de Francia, España, Irlanda, Rusia, el Vaticano, los partidos de la oposición jordana y la Organización Jordana de Derechos Humanos (ODHA) se han solidarizan con el Comité de Ulemas Musulmanes, máxima autoridad suní en Irak, que calificó la ejecución de «acto de venganza». Parece ser que supuestas irregularidades han hecho que la cabeza de Al Tikriti fuera totalmente seccionada del resto del cuerpo.

Desde El Revolucionario desconocemos si cada vez que se produzca una ejecución en el mundo la UE va a pronunciarse puntualmente, en vista de que sus altos dignatarios se están dedicando a enseñar las reglas del silogismo a colación del ahorcamiento de Sadam Hussein .

Lo que sí podemos decir es que hay un sistema mediante el que el Estado alivia la muerte del criminal horrendo. Y bien sea por impotencia, bien por contumacia, es sabido que las personas humanas, a pesar de cometer actos degradantes sin posibilidad de remedio, suelen ser renuentes a eliminar su individualidad corpórea por su propia mano. ¿Acaso no es un servicio que nada tiene que ver con la venganza la resolución de dicha contradicción, a saber, la que se produce entre la responsabilidad personal y la perseverancia en el seguir vivo? Dicho servicio estatal no es otro que la eutanasia procesal, mal llamada «pena de muerte» puesto que no hay un alma que sufra la «pena» de quedarse sin cuerpo. Penoso de verdad es tener un cuerpo «sin alma», por seguir con el vocabulario clásico, o la cadena perpetua. El propio Sadam Hussein confesó a su familia que no la soportaría, y ello le honra.

Esto no empece para que la eutanasia procesal, como su propio nombre indica, haya de administrarse con las medidas de higiene y de ausencia de animadversión para con el condenado que la justicia de un Estado moderno requiere, por lo que, como ha dicho la secretaria de Estado de EEUU, Condolleeza Rice, «pudo haberse hecho mejor, con más dignidad», a quien la noticia ha cogido de gira por Oriente Próximo, en Luxor (Egipto). ¿Cuántas veces se iluminará El Coliseo?

Quienes sí parecen estar dispuestos a enseñar al mundo las reglas del silogismo son los italianos: han convertido El Coliseo en un símbolo de la posición de su nación contra la eutanasia procesal y desde 1999, el estadio circular, erigido en el siglo I, ha sido bañado en una luz dorada cada vez que un país del mundo elimina la también denominada, sin supuestos espiritualistas, ejecución capital.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando