El Revolucionario

Portada > América > Chile > Mapuches de Chile y Argentina celebran un congreso reivindicativo

Pretenden rememorar la celebración del parlamento de 1907

Mapuches de Chile y Argentina celebran un congreso reivindicativo

Pretenden plantear exigencias territoriales al gobierno de Chile

Martes 16 de enero de 2007, por ER. Valparaíso

Cuando se cumplen cien años de la celebración del Parlamento de Coz Coz de 1907 (reunido entonces por un frailito católico, misionero capuchino, Sigfrido de Frauenhäusl), varias agrupaciones mapuches chilenas y argentinas se reunen para reconstruir su «cultura» y programar sus reivindicaciones a los respectivos gobiernos

JPG - 14.5 KB
Sigfrido de Frauenhäusl
Otro clérigo empeñado en perpetuar el Antiguo Régimen

Según anuncia el informativo mapuexpress el Congreso que se celebrará entre los días 15 y 18 de enero en las estribaciones de los Andes, en la frontera entre la IX y X Región de Chile, pretende ser «Un llamado para ir en la búsqueda —colectivamente— de la reconstrucción cultural, socio-política de un Pueblo y un llamado para la libertad de todos los pueblos».

A la llamada de tan armonistas pretensiones se espera que acudan centenares de personas de distintas organizaciones políticas y civiles de la sociedad chilena, especialmente los vinculados a la Concertación, de la que forman parte organizaciones mapuches.

Hay que recordar que La Concertación, que buscó todos los apoyos posibles para el Referemdum propuesto por Pinochet, salvó al movimiento mapuche de la zozobra, pues se interesó por recoger sus problemas y convertirlos en parte de su programa de gobierno. Dos iniciativas dieron cuenta de ello. En primer lugar, la convocatoria de Patricio Aylwin a los pueblos indígenas para discutir su programa de gobierno respecto a la política indígena (desarrollado entre el 12 de octubre de 1989 y el 1 de diciembre del mismo año). Y, en segundo lugar, la creación de la Comisión Especial de Pueblos Indígenas a sólo dos meses de iniciado su gobierno.

Aunque los dirigentes mapuches están descontentos con lo alcanzado hasta ahora, sin embargo saben que los gobiernos «progresistas» (como prefiere autocalificarse la presidenta Bachelet) son mucho más propensos a escuchar sus reivindicaciones que los que pudieran salir de la llamada «derecha» de Renovación Nacional.

Ahora bien, se da la circunstancia de que las izquierdas socialdemócratas y comunistas están cayendo en una indefinición política tal que en vez de buscar la integración plena de los indígenas prefieren atender las exigencias de algunos dirigentes poniendo en peligro la existencia misma de la Nación política. Sin embargo, la llamada «derecha» (Izquierda liberal normalmente) suele defender con más ahínco la unidad nacional y la trituración de las tradiciones arcaicas de dichos pueblos, aunque dentro de una dialéctica de clases de la que muchos empresarios esperan sacar suculentas tajadas. Pero lo verdaderamente reaccionario es atender, por ejemplo, a las exigencias para la constitución de una Araucaunía mapuche, que generaría desigualdades políticas, recuperaría tradiciones irracionales y dividiría el territorio común de los chilenos.

Por si acaso los organizadores del presente Parlamento que se celebrará en Coz Coz pedirán que dichas tierras sean restauradas como parte del «espacio histórico simbólico del parlamento mapuche del año 1907, explorando viabilidades de recuperación, con miras a declararlo como monumento nacional e histórico del pueblo mapunche, además de transformar, valorar y declarar el territorio de Panguipülli como Patrimonio del pueblo mapuche», lo cual conllevaría la constitución de un estado dentro del estado chileno. Esperemos que la Concertación, formada por partidos de distintas tendencias, y los chilenos en general sepan poner freno a estas tendencias separatistas amparadas en ideologías arcaizantes y debilitadoras, aunque se autocalifiquen de «izquierdistas» o «progresistas».


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando