El Revolucionario

Portada > Rusia > La Iglesia Ortodoxa de Rusia celebra la Pascua

Importante fiesta

La Iglesia Ortodoxa de Rusia celebra la Pascua

La ceremonia, la más importante también para la Cristiandad ortodoxa, ha contado con una importante participación según las autoridades civiles y eclesiásticas

Martes 21 de abril de 2009, por ER. San Petersburgo

Según cifras ofrecidas por el Ministerio del Interior, cerca de 4,5 millones de personas se han acercado a los templos para celebrar la Pascua. El nuevo Patriarca de Moscú y de todas las Rusias Kiril, dirige por primera vez los oficios en calidad de máxima autoridad de la Iglesia Ortodoxa.

JPG - 3.2 KB
Medvedev con su esposa en la celebración de la Pascua

«La gran fiesta de la Pascua simboliza la renovación espiritual, la celebración de la vida y de grandes ideales morales. En estos maravillosos días de primavera el corazón de la gente se llena de completa alegría y de amor a los seres queridos, de buenas esperanzas y de deseos sinceros de hacer el bien. La fiesta une a millones de creyentes por todo el país y a nuestros compatriotas en el extranjero. Todos aquellos que profesan la fe ortodoxa, comparten sus valores eternos, y con respeto valoran su historia y su herencia cultural».

El mensaje de Medvedev no solo debe entenderse como un cúmulo de buenos deseos a los creyentes ortodoxos. De hecho contiene algunas ideas políticas de suma importancia. El presidente ruso enfatiza el papel de la Iglesia Ortodoxa como referente para la unidad nacional tanto dentro como fuera de Rusia. Estas declaraciones sonarían extrañas en cualquiera de las naciones de la Hispanidad. Y es que lo distintivo del Catolicismo no consiste en promocionar la unidad de los creyentes de una determinada comunidad política como si se tratara de un sucedáneo de la ciudadanía. La aspiración del Catolicismo como religión universal, es transformar a los seguidores de Cristo en una totalidad atributiva que cohabita con el poder temporal, pero lo trasciende. En la misma línea Medvedev se refiere a unos valores eternos compartidos por todos los rusos creyentes en la Ortodoxia (que son más de un 80% del país). El presidente recupera así una vieja idea de la época de los zares: la existencia de una identidad esencial entre Rusia y la Iglesia Ortodoxa. De este modo Medvedev estaría sugiriendo que una de las fuentes(o la fuente) del «Volksgeist ruso» es el Cristianismo en su variante ortodoxa.

JPG - 104.3 KB
El Patriarca de Moscú y de todas las Rusias, Kiril

El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando