El Revolucionario

Portada > América > Cuba > Rusia, poco a poco, recupera su influencia en Cuba

Cuba, eslabón imperial desde siempre

Rusia, poco a poco, recupera su influencia en Cuba

Igual que en el resto de la Hispanidad

Martes 2 de diciembre de 2008, por ER. Matanzas

El presidente de la Federación Rusa, Dimitri Medvedev, dijo que las relaciones ruso-cubanas vuelven a ser muy intensas tras seis meses de relanzamiento de sus vínculos bilaterales, en economía política y diplomacia. Rusia recupera su influencia sobre Cuba en una recuperación de la plataforma eslava sin precedentes, lo que sería pura dialéctica de plataformas continentales, apoyada en la dialéctica de Estados

JPG - 27.5 KB
Medvedev y Raúl
El Imperio Ruso, por enésima vez, coloca una ficha en Cuba

Cuba es una nación clave, más incluso que Venezuela, para reactivar a Rusia como potencia imperial alternativa a Estados Unidos. En Cuba han puesto sus intereses geoestratégicos Rusia, China, Venezuela, Irán, España, Francia y, por supuesto, Estados Unidos. Está claro que una isla pequeña del Caribe no puede constituir su soberanía política y su independencia económica sin contar con una plataforma imperial importante, como la que representarían las naciones políticas antes citadas. No deja de ser frustrante ver que los preceptos del Che Guevara («soberanía política e independencia económica») no podrán cumplirse jamás en Cuba. Pero los cubanos deberían tener claras sus preferencias a la hora de establecer alianzas, y la deriva socialdemócrata que están llevando a cabo los actuales gobernantes, aprovechándose de un enfermo compañero Fidel, no puede acabar bien para nuestra patria. Un servidor tiene sus preferencias: no veo con malos ojos la alianza con Rusia, tampoco con Venezuela; pero desde luego con Irán, país teocrático y mahometano, sería un suicidio ideológico del marxismo-leninismo cubano, al igual que con Francia acabaríamos sometidos al Eje Franco-Alemán, ni por supuesto con Estados Unidos, todavía con pretensiones de convertirnos en el casino-prostíbulo del Caribe. Desde luego, con la España actual de Rodríguez Zapatero tampoco convendría, ya que son ellos los máximos responsables de la deriva socialdemócrata de la antaño comunista isla.

Perú, Brasil, Venezuela y Cuba han sido los destinos predilectos por Medvedev, el hombre de Putin, durante la intensiva actividad diplomática que los rusos han estado llevando a cabo durante su gira por Iberoamérica. Raúl Castro estaba entusiasmado con la visita:

«Fue una visita magnífica, que ha resaltado la importancia de continuar acrecentando los vínculos en diferentes campos, particularmente en el económico.»

Se trata de una admisión implícita de la debilidad geopolítica de Cuba, al igual que de Venezuela, por mucho que el compañero Hugo Chávez se empeñe en maquillarla. Lo cual no tiene por qué ser malo, pero sí es paradigmático que Cuba, hasta 1991, estuviese ayudada por el Imperio Generador Soviético, socialista, para ahora pasar a serlo por el Imperio Ruso, capitalista, y todavía no sabemos si generador o depredador. La clave, una vez más, el petróleo: Raúl y Medvedev hablaron del oro negro, junto a varios popes petrolíferos rusos, presentes durante la reunión que ambos mantuvieron durante más de dos horas. Popes que también estuvieron en la reunión de Miraflores, Caracas. La participación inversora en Cuba a costa del petróleo cuenta, entre otras participaciones, con la de India, Canadá, Brasil, Venezuela y España.

Por si fuera poco, Medvedev y su delegación asistieron a la inauguración de la catedral ortodoxa rusa de La Habana. Si esto no es imperialismo, que baje Dios (católico u ortodoxo) y lo vea.

Los rusos, al igual que los estadounidenses, los iraníes o los españoles, entre otros, ven a Cuba como la bisagra de Iberoamérica. De ahí el monto de inversiones petrolíferas rusas en la isla. Mijail Kamynin, diplomático ruso, no ocultó en su declaración en televisión las pretenciones eslavas:

«Esperamos que Cuba también sea un puente para que Rusia participe en otros países del Caribe y de América Central. Moscú está dispuesta a colaborar en la expansión que realiza la isla con Petróleos de Venezuela en la refinería de Cienfuegos»

Aclaro que la refinería de Cienfuegos fue un proyecto que quedó inacabado debido al hundimiento del Imperio Soviético, y ahora la Rusia de Putin la va a continuar. ¿No se ve aquí la clara continuidad del imperialismo ruso, desde los zares hasta Medvedev, pasando por Lenin, Stalin, y el resto de presidentes soviéticos?

Pero Cuba es plaza disputada por las grandes potencias. La reciente reunión entre Fidel y el presidente de la República Popular China, Hu Jintao, así lo muestra. Cuba, isla disputada desde los tiempos de competencia del Imperio Español contra el Británico o contra Francia siglos ha. Nunca dejaremos de ser la joya de la Corona... De cualquier corona, aunque sea republicana.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando