El Revolucionario

Portada > Rusia > Gazprom se muestra interesada en adquirir el 20% de Repsol-YPF

Dialéctica de Estados

Gazprom se muestra interesada en adquirir el 20% de Repsol-YPF

El gobierno socialdemócrata español no se aclara. Unos se oponen abiertamente, otros declaran su indiferencia

Jueves 13 de noviembre de 2008, por ER. San Petersburgo

La noticia ha levantado una considerable polvareda mediática en España. Mientras el Ministro de Industria, Miguel Sebastian, no ponía mayores objeciones a la operación, el todopoderoso Ministro de Economía, Pedro Solbes, se mostraba en contra. El líder popular Mariano Rajoy también ha expresado su disconformidad

JPG - 39.9 KB
El gas, arma política en la dialéctica de Estados

En el gigante eslavo, en cambio, la noticia ha pasado casi desapercibida. De los grandes periódicos y agencias de noticias solo Ria Novosti dedicaba alguna atención a las intenciones de la gasística rusa. Aleksei Miller, gerente de la compañía estatal, no ha querido hacer declaraciones al respecto. El silencio es total. La noticia saltaba ayer cuando el vicepresidente del gobierno ruso, Alexander Zhukov, en visita oficial a España, expresaba que Gazprom estaría dispuesta a hacerse con el 20% de la petrolera Repsol-YPF. Es por todos conocidos que el grupo constructor Sacyr atraviesa una mala situación económica. Deshacerse de su participación en Repsol aliviaría su falta de liquidez, a la vez que proporcionaría una base financiera más sólida a la petrolera. La Comisión Europea no ha querido dar un no rotundo, es decir, poner el parche antes que salga el grano. Por ahora se limitan a dudar de la capacidad financiera de Gazprom para movilizar los 4.000 o 5.000 millones de dólares necesarios para la compra.

¿Pero que significaría desde la dialéctica de Estados la entrada de Gazprom en Repsol? Evidentemente una empresa estratégica española se colocaría en la órbita de otro Estado. Pero no olvidemos que la OPA de E.On sobre Endesa generó problemas similares. Finalmente la eléctrica española quedó bajo el control de Acciona y de Enel, que hay que recordar, está mayoritariamente en manos del gobierno italiano. O sea que el problema de la dependencia española respecto a terceros Estados no es nuevo. En realidad, el principal perjudicado de la operación es el Eje Franco-alemán, que vería mermada su capacidad de negociación con Moscú. Gazprom no solo tendría el control sobre la mayor parte del suministro de Europa central y oriental sino que extendería sus tentáculos sobre el sur del continente y por extensión a Iberoamérica. Pero en el mar de tiburones de la biocenosis europea, a Repsol podría venirle bien contar con tan sólido aliado. Afianzaría su posición internacional y limitaría las veleidades nacionalizadoras de algunos líderes de Hispanoamérica. Quizás Rafael Correa o Evo Morales negociarían en otros términos con Repsol, si la compañía española tiene detrás a los rusos. Porque en la dialéctica de Estados no conviene desafiar al Imperio Norteamericano, y perjudicar al mismo tiempo a su antagonista principal: Rusia.

De todos modos, todavía es muy pronto para aventurar el desenlace de esta historia. Habrá que estar atentos a las maniobras de todos los actores implicados: Sacyr, Gobierno español, Comisión Europea, Gazprom etc.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando