El Revolucionario

Portada > Valoraciones y análisis > Grupo Promacos > En España todo encaja

Con un gobierno sin oposición

En España todo encaja

Pocos denuncian el enjuague

Miércoles 21 de mayo de 2008, por Grupo Promacos

Parece que una de las máximas que se va imponiendo en la ideología democrática española del presente es aquella de que, a nueva legislatura, «nuevo ciclo». Y no hay mejor medicina para el país, ya sea grave el mal que nos aqueje, que el «cambiar de ciclo», o sea, iniciar legislatura.

JPG - 20.7 KB
Acebes y Soraya
En segundo y en primer plano, representan a un PP que estrena «nuevo ciclo»

El ejemplo del Partido Popular español está siendo muy instructivo en el cumplimiento de esta «sabiduría»: Zaplana y Acebes ya han dado prueba de haber cumplido. Ahora vendrá el de Soraya y Gallardón, gente joven, se dice, con nuevos bríos. De los que permanecen siendo imagen del partido en su vejez –-obvio es nombrar a Fraga Iribarne—, evidentemente hay que encarecer su capacidad de adaptación al medio cambiante de la política española desde hace ya medio siglo: de dictadura franquista en dictadura socialfascista, pasando por la «transición».

Con este «nuevo ciclo», se dice, los partidos vuelven a estar unidos y en España todo vuelve a estar en orden: Zapatero recibe a Ibarreche y le dice que no a su «plan soberanista»; como prueba de la firmeza del gobierno ante el terrorismo, hace unas horas se detiene a importantes miembros de la cúpula de ETA; y, por último, el orden entre magistrados «conservadores» y «progresistas» deberá reconstituirse a causa del fallecimiento Roberto García Calvo, miembro del Constitucional que equilibraba los votos para impedir la aprobación del estatut catalán. Todo ello con la aceptación del PP de que hasta ahora había promovido la crispación, pero que con su renovación va a poder tratar con «todo el mundo» –-el «mundo», por supuesto, es el nacionalismo secesionista.

Pero desde el Grupo Promacos pensamos que un engaño tan cómodo tiene poco futuro. Esta ideología emanada de la maquinaria de los partidos, en la cual colaboran como engrasadores puntuales los miembros de la camarilla periodística, tiene un severo inconveniente y es que aquello que oculta, caso de que lo consiga, es tan grave, que será por poco tiempo. Porque nada menos que el problema de España es el que nos quieren burlar. El más importante ante el que nos encontramos los españoles, y que no es otro que saber hacer frente a los proyectos políticos de secesión que amenazan con la pervivencia de la propia nación.

De momento, dichos proyectos provienen de Cataluña, con el contencioso del Estatuto, y del País Vasco, con el Plan Ibarreche, pero se podrían ampliar a otras «nacionalidades y regiones».

Curiosamente hay que escuchar al lehendakari vasco para saber la verdad: a Zapatero sólo le interesan las elecciones, dijo tras su conversación en la Moncloa. Pero el colmo es que a Rajoy le pasa lo mismo.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando