El Revolucionario

Portada > Valoraciones y análisis > Grupo Promacos > Piratas contra España

España cedió al chantaje de los piratas somalíes

Piratas contra España

Sólo desde el punto de vista ético cabe calificar de «feliz» el desenlace del secuestro

Lunes 28 de abril de 2008, por Grupo Promacos

Si desde un punto de vista ético el rescate de los marineros españoles de su secuestro a manos de los piratas en Somalia tuvo final «feliz», desde un punto de vista político el pago de un rescate a los facciosos supone una complicidad objetiva con sus objetivos: seguir aterrorizando a todas las naves que pasen por esas aguas, sobre todo las españolas.

El sábado 26 de abril a las 17:00 horas, pasada una semana desde su abordaje por una partida de piratas somalíes, el pesquero español «Playa de Baquio» pudo por fin tomar rumbo a salvo, a las Islas Sheychelles.

Tal «feliz» desenlace del secuestro del barco, según informaba de inmediato en rueda de prensa la vicepresidente del gobierno María Teresa Fernández de la Vega acompañada por otras ministras paritarias, se debió eminentemente a la intensa labor diplomática llevada a término por el ejecutivo español así como, según añadía la propia vicepresidente, a la fenomenal coordinación que el gobierno de España habría tejido durante los últimos días con las autoridades del país africano.

Con todo, y sin dejar naturalmente de enfatizar la importancia de tales esfuerzos diplomáticos, no quiso la misma Fernández descartar, a preguntas de un periodista presente en la conferencia de prensa, el supuesto pago de un rescate a los piratas, un rescate que algunas fuentes habrían cifrado en la módica cantidad de un millón y medio de dólares.

Pues bien, desde el Grupo Promacos que creemos que es preciso hacer notar en este contexto es que si efectivamente esto fuese así, si tal rescate se hubiera en efecto pagado, contribuyendo con ello el gobierno de España –-a cargo, dicho sea de paso, del erario público— a la «causa» de los piratas africanos, no cabría —nos parece— seguir considerando por más tiempo como «feliz» el desenlace del episodio somalí salvo en un sentido estrictamente ético —el concerniente a la conservación de la individualidad corpórea de los tripulantes del pesquero español frente a su eventualidad destrucción a mano de sus secuestradores—.

JPG - 182.8 KB
Pesquero español
Liberado a cambio de ceder al chantaje de la piratería somalí

Y es que semejante muestra de la alta «diplomacia» por parte del gobierno de España, sin perjuicio de haber, sin duda, contribuido a la salvación del «Playa de Baquio», ¿no estaría al mismo tiempo comprometiendo, creemos que de manera harto contundente, la posición del resto de la flota pesquera española en la misma o en otras partes del mundo? Con ello, dada la eventualidad del pago del rescate que, insistimos, de momento no ha sido descartada por el ejecutivo, la «amenaza» formal de los piratas somalíes sobre un barco de pesca español se habría convertido en un «peligro» para la totalidad de la flota en virtud, por lo demás, de la cobardía o de la estupidez (y en todo caso, desde luego, la complicidad objetiva con una banda de ladrones) propia del gobierno de ZP.

Los piratas africanos no compromenten de momento, con sus fechorías, a la nación española en un sentido directamente político, y sin embargo, creemos que puede y debe preguntarse qué tipo de «mensajes» está enviando nuestra patria a quienes sí que amenazan políticamente su unidad o la soberanía sobre su territorio mediante el expediente de plegarse, aterrorizada, a las exigencias de un grupo de facinerosos a los que, al parecer, el máximo timonel de nuestra nave estima apropiado entregar un millón y medio de dólares.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando