El Revolucionario

Portada > América > Ecuador > Ecuador dice Sí a la nueva Constitución

Correa gana el referéndum convocado para refrendar la nueva Carta Magna

Ecuador dice Sí a la nueva Constitución

Con más de un 70% de los votos emitidos a favor

Lunes 29 de septiembre de 2008, por ER. Quito

El resultado final ha confirmado lo estimado en las encuestas previas. El Sí a la Constitución de Correa ha superado el 70% de los votos afirmativos, frente a un 28,6% de votos en contra. Ecuador se convierte así en el país iberoamericano líder del llamado «socialismo del siglo XXI»

JPG - 14.8 KB
Rafaél Correa
Ecuador entra en el grupo de países hispánicos que han reformado sus Constituciones en base a proyectos socialdemocráticos

El referéndum ecuatoriano ha dado como resultados un 70% de votos favorables a la nueva Constitución, 28,6% en contra, 4% votos nulos y un 1% en blanco. El Sí ha ganado de manera contundente, respaldando la gestión política del presidente Rafaél Correa y de su partido, Alianza PAIS (Patria Altiva y Soberana). Se confirma una vez más que quien convoca un referéndum suele ganarlo. Pero dejando a un lado este dato, los resultados confirman que los ecuatorianos quieren caminar por la senda, todavía indefinida, del llamado «socialismo del siglo XXI» iniciado en Venezuela y seguido por otras naciones políticas hispanoamericanas.

Ayer noche el presidente Correa anunció la victoria y la revolución ciudadana que se está produciendo en el Ecuador, lo que supone para el presidente una transformación radical de la nación y el comienzo de un nuevo país (aquí jugó con el nombre de su Partido). La nueva Carga Magna fue elaborada por la Asamblea Constituyente de la nación, no sin protestas de la oposición, la cual ahora juega con un respaldo muy minoritario de la población a tener de los resultados del referéndum. Aún así, el presidente de Ecuador llamó a la unidad nacional para afrontar este cambio de rumbo trascendental para todos los ecuatorianos, no sin afirmar categóricamente que las viejas estructuras de poder en Ecuador han sido derrotadas (que no destruídas).

Hoy lunes, o a más tardar mañana, el Tribunal Supremo deberá concluir el conteo oficial de votos, para dentro de diez días como máxima anunciar el resultado oficial de la consulta.

Reacciones internas

El presidente Correa sostuvo que esta Constitución apoya las profundas transformaciones que la nación necesita, y que es el paso imprescindible para romper el statu quo que impedía el desarrollo ecuatoriano, a la par que hacía muy difícil una redistribución de la riqueza más equitativa, siguiendo la estela socialdemócrata iniciada por Hugo Chávez en Venezuela y seguida por otros mandatarios hispánicos. Correa calificó el nuevo sistema como «social y solidario» frente a la «larga noche neoliberal» que ha sufrido Ecuador en particular e Hispanoamérica en general. Sin embargo, la indefinición política propia de los gobernantes influídos por ideas socialdemocráticas (aunque no sean conscientes de ello y hablen de bolivarianismo o populismo), ha llevado también a Correa de hablar de una Constitución que aúne una relación equilibrada y dinámica entre Estado, mercado, sociedad civil y medio ambiente. ¿No se trata una vez más del típico discurso socialdemócrata de Estado de Bienestar iniciado en Europa hará unos 50 años tras la Segunda Guerra Mundial? A nuestro juicio, y a pesar de las particularidades del caso ecuatoriano, se trata de un discurso fruto de los tiempos que corren, en los que la izquierda socialdemócrata se ha convertido en hegemónica en el mundo occidental del que Iberoamérica forma parte.

Por su parte la oposición, tan despistada como siempre con la constante evolución esponjiforme de la socialdemocracia, por boca del alcalde de Guayaquil Jaime Nebot, calificó los resultados como el avance de Ecuador hacia el «totalitarismo», el estatismo centralista y el fín de las competencias de ayuntamientos y la autonomía de las regiones, algo imprescindible para la circulación recurrente de bienes y servicios en el mercado pletórico capitalista. Por su parte, Lucio Gutiérrez acusó a Correa de tener pretensiones dictatoriales. Y lo cierto es que la nueva Constitución permite a Correa presentarse para las elecciones del 2009 (la Constitución ayer aprobada permite al presidente de Ecuador postularse de manera inmediata y por una sóla vez a las elecciones), con lo que con toda seguridad Correa será el candidato oficial de la Alianza PAIS en las elecciones ecuatorianas que podrían celebrarse en los primeros meses del año próximo.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando