El Revolucionario

Portada > Valoraciones y análisis > Política > Aumenta el malestar contra los piquetes en Gualeguaychú

Se recrudece el conflicto pastero

Aumenta el malestar contra los piquetes en Gualeguaychú

Vecinos de la localidad argentina recogen firmas contra los piquetes

Domingo 24 de agosto de 2008, por ER. Montevideo

Aunque siguen estando en contra de la colocación de la pastera de la empresa finlandesa Botnia al otro lado de la orilla del río Uruguay, las divisiones en el seno de los vecinos de Gualeguaychú, Argentina, se hacen cada vez más notorias

JPG - 64.2 KB
La pastera de Botnia
Produce al doble de las primeras estimaciones de los expertos, y su producción comienza, de manera indirecta, a dividir a los ciudadanos de Gualeguaychú, una de las poblaciones argentinas afectadas por la contaminación de la pástera

Un vecino de Gualeguaychú, Argentina, Alberto Novello, de 75 años de edad, ha comenzado a recoger firmas en su localidad para pedirle al juez federal de Concepción del Uruguay, Guillermo Quadrini, que ordene levantar el corte de ruta de Arroyo Verde, a 14 kilómetros del puerto general de San Martín, a medio camino entre la ya citada localidad argentina y la uruguaya de Fray Bentos. El corte, levantado desde 2006 por econacionalistas argentinos, ha provocado en sus dos años de existencia, protestas no sólo desde el lado uruguayo, sino también desde parte de los vecinos de Gualeguaychú, los cuales, aún oponiéndose a la colocación de la pastera de celulosa de la empresa finlandesa de Botnia en suelo uruguayo, pero al lado del río Uruguay que sirve de frontera entre ambas naciones hispánicas, no están conformes con el corte de carreteras como método de protesta. Alega Novello, y el resto de firmantes del manifiesto impulsado por él, motivos económicos, comerciales y personales (Novello tiene una propiedad en Fray Bentos, Uruguay, la cual no puede usar debido a los cortes de carretera). De hecho, el manifiesto está encabezado con la frase «vecinos y comerciantes de Gualeguaychú».

Debido a este manifiesto, y siempre según declaraciones del propio Novello, el jubilado ha recibido amenazas por parte de los ambientalistas. Aunque no ha sido sólo él el que ha recibido amenazas. Una comerciante de la zona, Beatriz Rodriguez, abrió la mañana del pasado sábado su establecimiento con una pintada que rezaba «Sí a Botnia», debido a que los impresos del manifiesto promovido por Novello los tenía a la vista para los interesados y curiosos.

Otro abogado de la ciudad, Marcelo Darré, fue criticado por proponer la colocación de una urna en un colegio para que los habitantes de Gualeguaychú expresaran su opinión sobre los cortes. Y según parece, ya es la mayoría de los habitantes de la ciudad, un 65% de la población, la que está en contra de los cortes de carretera.

Al parecer el problema estriba, no ya en estar de acuerdo o no con la colocación de la pastera finlandesa, sino de los métodos de lucha contra ello. Novello y el resto de firmantes de su manifiesto están en contra de los métodos violentos de protesta, y frente a ellos se encuentran los asamblearios más acérrimos. Se trata de dos concepciones igual de idealistas, ya que los partidarios de métodos de protesta pacíficos defienden ideales propios del fundamentalismo democrático de signo liberal, cosa que se ve en sus apelaciones a la normalización del flujo económico local de la ciudad con sus vecinos al otro lado del río/frontera, esto es, el liberalismo económico sin trabas como garantía de la paz, frente al idealismo irracionalista de los asamblearios ecologistas argentinos, mezcladores del mito de la cultura (en este caso la «cultura argentina») con el mito de la naturaleza («Sí a la vida, no a la contaminación»).


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando