El Revolucionario

Portada > España > Hoy celebramos el 515 aniversario de la Toma de Granada por los Reyes (...)

Con el silencio habitual en los medios

Hoy celebramos el 515 aniversario de la Toma de Granada por los Reyes Católicos

La ciudad de Granada rememora el evento en mitad de la polémica.

Martes 2 de enero de 2007, por ER. Madrid

En 1482, tras poner fin a la guerra de la sucesión, las tropas castellanas y aragonesas se unieron para conquistar el Reino de Granada, el último reducto musulmán en la península. Fueron conquistando todo el reino hasta llegar a la ciudad de Granada. En abril de 1490 comenzó el asedio. Tras el incendio del campamento, se reforzó el sitio con la construcción de una ciudad militar, Santa Fe, como centro de operaciones. En esta ciudad Colón firmó las capitulaciones que trataban sobre la financiación de sus viajes y el reparto de sus descubrimientos. El 2 de Enero de 1492 Boabdil tendió las llaves a Fernando de Aragón quien a su vez se las entregó a la Reina Isabel de Castilla y ésta a Iñigo López de Mendoza, conde de Tendilla. Seis mil hombres se adentraron en la ciudad, se apoderaron de las fortalezas e izaron en las almenas del Alhambra el estandarte de la Cruz y los pendones de Santiago y Castilla.

La conmemoración de la Toma de Granada, con la que se consumó la Reconquista, no puede ser, tal y como están las cosas, una celebración inocente. En plena ofensiva islamista en la que la "reconquista de Al-Andalus" es una de las piezas claves, la celebración tradicional del triunfo de la civilización cristiana sobre la secta mahomética, precisamente allí, en el último reducto peninsular del Islam, produce reacciones airadas de los filomusulmanes, desde hace años, en la ciudad de Granada.

Desde sectores de izquierdas indefinidas se identifica esta efemérides como una celebración "racista" y de "extrema derecha", a lo que contribuyen algunos grupúsculos marginales, nostálgicos del franquismo que, todos los años, aparecen en los actos.

Sin embargo las distintas corporaciones municipales del Ayuntamiento de Granada, han ignorado estas críticas y han mantenido las ceremonias tradicionales, incluyendo, no siempre, algún guiño amistoso a los sarracenos, como la ofrenda floral a Boabdil (retirada en 2001) o la lectura de manifiestos consesuados en torno a la "conveniencia de no repetir estos enfrentamientos del pasado" y apelaciones vagas y retóricas a la "tolerancia" y el "entendimiento".

Este año, mientras en la Plaza del Carmen se celebran los actos oficiales de la Toma, los integrantes de Granada por la Tolerancia, se concentrarán a las once de la mañana en la sede de la Asociación de la Prensa para participar en un acto de adhesión al denominado Manifiesto por la Tolerancia y en contra de la Toma.

Sin embargo la tradición continua hoy en Granada celebrando una de las fechas claves para la Civilización, dejando en ridículo a quienes quieren identificar Andalucía con el espejismo de un Al-Andalus multicultural que sólo existe en la mitología de los conversos españoles al Islam. Conversos que, quizá de buena fe algunos, quieren "reeditar" la fantasía cuando, en rigor, lo que hacen es servir de caballo de Troya a los intereses imperialistas del Islam.

El Pendón de Castilla aparecerá en el balcón principal del Ayuntamiento para ser tremolado ante miles de personas. La llamada tradicional a los ciudadanos con el grito, «¡Granada!» y la respuesta «¿Qué?», serán el momento clave de la celebración del 515 aniversario de la Toma de Granada por los Reyes Católicos.

El simbolismo de estos actos, asumidos como actos tradicionales y festivos por muchos granadinos, ha recuperado, en los tiempos que corren, un nuevo vigor. Nos recuerda que España es incompatible con el Islam porque se construyó como su contrafigura y que debemos estar alerta para impedir que una ideología teocrática e irracional vuelva a dominar la más mínima parte de nuestro territorio común.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando