El Revolucionario

Portada > América > Ecuador > Correa se declara a favor de que la Asamblea Constituyente disuelva el (...)

Para el presidente de Ecuador, el Congreso, en las actuales circunstancias, carece de representatividad

Correa se declara a favor de que la Asamblea Constituyente disuelva el actual Congreso

Ante la nueva Asamblea Constituyente, se entona el mantra de la descentralización como panacea del nuevo Ecuador

Viernes 29 de junio de 2007, por ER. Quito

Desde El Revolucionario nos preguntamos si la manida descentralización, no pasará de ser un mecanismo dinamizador del Estado, a convertirse en la excusa para otorgar privilegios a grupos contrarrevolucionarios de índole económica o indigenista

Rafael Correa ha cambiado de parecer en lo que respecta al actual Congreso. Desde los micrófonos de su programa semanal de radio, y como culminación de todas las maniobras que tanto en el interior como en el exterior el hemiciclo se han llevado a cabo en los últimos meses, el Presidente afirma que ha llegado el momento de disolver dicha institución. La razón esgrimida es que ésta carece ya de representatividad.

El giro contrasta con lo sostenido hasta hace poco por Correa, que, a la pregunta de si debía o no disolverse el Congreso, siempre había manifestado su negativa, apoyándose además en los similares procesos seguidos en Venezuela, Colombia o Bolivia.

Mientras tanto, el horizonte político de Ecuador sigue siendo la tan traída y llevada Asamblea Constituyente en las que deposita toda su fe el Presidente, una fe que viene avalada por los resultados de las encuestas, que auguran una clara victoria a su partido. Pese a todo, Correa prefiere mantenerse cauto y hace constantes alusiones a los beneficios que los ecuatorianos, y no él y sus acólitos, obtendrán con la nueva Constitución.

A pesar de todo, la carrera hacia la Asamblea Constituyente continúa quemando etapas. El pasado 18 de junio, día en que se cerraba el plazo para la inscripción de listas, un total de 32, han conseguido cumplir con los requisitos exigidos, siendo 4335 los candidatos a ocupar los 130 puestos que la compondrán.

Pero si en sus aspectos formales la Asamblea se va perfilando, no menos interesantes son los contenidos que se van filtrando de la futura Constitución. De entre todos ellos, destaca con fuerza, una de las ideas que parece que tendrá gran protagonismo en la nueva Carta Magna, se trata de la descentralización. Entonada como un mantra por tirios y troyanos, la palabreja parece intocable, aun cuando tras ella se agazapen intenciones poco claras. Desde El Revolucionario nos preguntamos si la manida descentralización, no pasará de ser un mecanismo dinamizador del Estado, a convertirse en la excusa para otorgar privilegios a grupos contrarrevolucionarios de índole económica o indigenista.

Por último, recordamos a nuestros lectores, que la elección de los representantes, se efectuará el próximo 30 de septiembre. Mientras tanto, seguiremos informando.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando