El Revolucionario

Portada > América > Ecuador > Los inmigrantes ecuatorianos en España proponen la construcción de un (...)

Colectivos de Madrid, Barcelona y Murcia lanzan un manifiesto en busca de un Estado de derecho, social y democrático

Los inmigrantes ecuatorianos en España proponen la construcción de un Ecuador autonómico

La jerigonza de los políticos españoles cala hondo en la numerosa comunidad ecuatoriana

Miércoles 23 de mayo de 2007, por ER. Quito

Desde El Revolucionario, alertamos de los peligros de una tal copia, pues, de forma análoga, en Ecuador podrían prosperar modelos educativos basados en la erradicación del español en beneficio del quechua o algo aún más grave: que las comunidades indígenas, atiborradas del mito de la cultura, buscaran privilegios, con respecto al resto de ciudadanos

La comunidad inmigrante de Ecuador en España, ha presentado una propuesta a la Asamblea Nacional Constituyente. Se trata de un documento que nace del consenso de los diversos colectivos radicados principalmente en Madrid, Murcia y Barcelona.

Bajo la ambigua petición de que Ecuador se transforme en un Estado de derecho, social y democrático, los firmantes de la propuesta, pretenden también ampliar el derecho al voto de los residentes en el exterior de la Nación. Recordemos que, de los 130 asambleístas, 100 se eligen por circunscripción electoral provincial, 24 por circunscripción nacional, y tan sólo 6 por los ciudadanos domiciliados en el exterior de Ecuador, de los cuales, dos representantes los eligen los ecuatorianos en Europa, dos los que viven en Estados Unidos y Canadá, y dos en el resto de los países hispanoamericanos. Por otro lado, hemos de añadir que, de los doce millones y medio de ecuatorianos, sólo en España hay 500,000, algo que casa mal con las proporciones antes presentadas.

Pero, al margen de este aspecto, lo que más nos ha sorprendido es hasta qué punto, el argot de los partidos conservadores españoles (PSOE y PP fundamentalmente), ha calado en los inmigrantes ecuatorianos. Parece ser que éstos, han llegado a ser tan permeables a la terminología que usan los políticos profesionales españoles, que proponen también la construcción de una Estado autonómico.

La vía autonomista, es defendida en virtud de las propiedades que en ella parecen ver dichos colectivos, a saber: se trataría, mediante este sistema, de evitar el centralismo y resolver y procesar necesidades de la población con mayor eficiencia.

Conocedor de la realidad política española, que a menudo se asoma a estas páginas, este reportero no puede por menos que alarmar de los peligros que de una copia del modelo español se derivarían para el país hispano. El muy loado ejemplo español, esconde en su seno, graves peligros para su eutaxia, que podrían exportarse allende el Atlántico. Tras la descentralización de servicios, en España se ha procedido a una verdadera disección de la soberanía nacional, en beneficio de las oligarquías regionales, apoyadas en unas pretendidas diferencias culturales y etnológicas, cuando no abiertamente racistas. Este proceso político ha servido también para romper la unidad nacional en algunos de sus puntos clave, ejemplo de ello es el modelo financiero, apoyado en retruécanos como el estado federal asimétrico o en antiguallas contrarrevolucionarias como el caso del foralismo que algunos defienden a ultranza.

Desde El Revolucionario, alertamos de los peligros de una tal copia, pues, de forma análoga, en Ecuador podrían prosperar modelos educativos basados en la erradicación del español en beneficio del quechua o algo aún más grave: que las comunidades indígenas, atiborradas del mito de la cultura, buscaran privilegios, con respecto al resto de ciudadanos.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando