El Revolucionario

Portada > Europa > La eurocámara exige a Polonia que no prohíba la “propaganda homosexual” en las (...)

Ante un supuesto "peligro homófobo" en el católico país

La eurocámara exige a Polonia que no prohíba la “propaganda homosexual” en las escuelas

Aunque gran parte del hemiciclo consideró “impertinente” la votación

Domingo 29 de abril de 2007, por ER. Bruselas

El pleno del Parlamento Europeo aprobó el 26 de abril por una mayoría de 325 votos a favor, 124 en contra (entre los que se encontraban los de Jaime Mayor Oreja y José Javier Pomés) y 150 abstenciones, una resolución en la que exige a Polonia que se abstenga de aprobar una ley para prohibir la "propaganda homosexual" en las escuelas, cuya elaboración ha sido anunciada por el viceprimer ministro y responsable de Educación, Roman Giertych.

El texto reclama el envío de una misión de eurodiputados a Polonia para tener una visión clara de la situación respecto a la “homofobia” y reunirse con todas las partes (sic). También aboga por “despenalizar la homosexualidad en todo el mundo”, y pide a la Comisión que actúe contra aquellos Estados miembros que vulneren la legislación europea.

El comisario de Asuntos Sociales, Vladimir Spidla, dijo durante el debate celebrado este miércoles que conoce las declaraciones de este ministro pero destacó que hasta ahora no se ha elaborado ninguna ley y las palabras de Giertych "no son vinculantes".

"En cambio, si ese país elabora una legislación en ese sentido esto sí que estaría en contradicción con la Carta de Derechos Fundamentales y la legislación europea contra la discriminación y además estaría en conflicto con la lucha contra la discriminación en el lugar de trabajo (...) La Comisión estará ojo avizor y actuará si se vulnera la legislación comunitaria", concluyó.

En su resolución contra la “homofobia”, la Eurocámara pide a las autoridades polacas "que se abstengan de proponer o adoptar una ley como la descrita por el viceprimer ministro y ministro de Educación polaco" y "que condenen públicamente y tomen medidas contra las declaraciones de líderes públicos incitando a la discriminación y al odio basado en la orientación sexual".

Los parlamentarios expresan también su preocupación por el hecho de que las autoridades polacas pretendan promover una norma contra la "propaganda homosexual" a nivel de la UE, o por el anuncio de la Defensora del Menor polaca de que va a elaborar una lista de trabajos para los que los homosexuales no serían adecuados. Como contrapunto positivo, la resolución se felicita por el hecho de que las marchas del orgullo gay no son prohibidas de manera sistemática en Polonia.

Finalmente, la resolución insta al Ejecutivo comunitario a llevar ante el Tribunal de Justicia a los Estados miembros que vulneren la legislación comunitaria en este campo. Como gesto simbólico, anuncia que celebrará cada año el 17 de mayo el Día Internacional contra la Homofobia.

Contra el abuso de la corrección política, hay que decir que en el proyecto de ley anunciado no se prohíbe a los “profesores homosexuales”, según han propalado muchos titulares sensacionalistas de la prensa europea, sino la declaración pública de tal “condición” en la escuela. Lo cual obstaría ser tema de interés ministerial si no fuera porque el mito de la felicidad ha llegado a aquejar a muchos individuos que ocupan cargos en las instituciones educativas.

Pero lo realmente significativo de la noticia, no es tanto la defensa de la ley polaca o la petición de la eurocámara que trata de frenarla, sino el hecho de si existe tal “propaganda homosexual” como para que haya que prohibirla. Debe ser por eso que una misión de europarlamentarios va a acudir al “lugar de los hechos” para aclarar la situación.

En cualquier caso, la izquierda fundamentalista que ya se ha pronunciado acusando de puritana a la sociedad polaca, no sabe que el catolicismo, si es que por aquí viene la causa, como dicen, de tan “reaccionarias” preocupaciones, es una religión racionalista que no desprecia la homosexualidad, sino el ridículo subjetivismo que demuestran quienes se enorgullecen de publicar sus “naturales apetitos”.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando