El Revolucionario

Portada > América > Cuba > Continua la Feria Internacional del Libro en Cuba

Tras su etapa habanera, con la venta de 1,5 millones de ejemplares y la asistencia de más de 600.000 personas, la Feria Internacional del Libro de Cuba continúa por las provincias centrales terminando en las orientales el 11 de marzo próximo

Continua la Feria Internacional del Libro en Cuba

Uno de los sucesos culturales de mayor trascendencia cada año en la Isla.

Martes 27 de febrero de 2007, por ER. La Habana

Continúa la Feria Internacional del Libro en Cuba, uno de los sucesos culturales de mayor trascendencia cada año en la Isla.

Tras su etapa habanera, con la venta de 1,5 millones de ejemplares y la asistencia de más de 600.000 personas, la Feria Internacional del Libro de Cuba continúa por las provincias centrales terminando en las orientales el 11 de marzo, estando presente en alrededor de 40 ciudades. Antes se desarrollaba solamente en La Habana, sin embargo, en los últimos años, esta se extiende a todo el territorio nacional y se desarrolla desde el año 2000 cada año, no de modo bienal como lo era antes.

Esta es una oportunidad preferida para comprar libros, una gran fiesta que permite, con una magia específica adquirir ediciones que luego se pierden de vista.

Según sus organizadores, el precio promedio de los libros no pasa de cinco pesos (0,20 centavos de dólar). Sin embargo, hay novelas de conocidos autores, de gran demanda que cuestan cuatro o cinco veces más esa cantidad y significa un precio elevado para la situación de los salarios promedios.

"Serán caros, pero en todas partes había que hacer cola para comprar", dijo a IPS Juan Cortés, un universitario de 20 años que gastó 250 pesos (unos 10 dólares) en varias novelas, la más reciente edición de "Cien horas con Fidel", del periodista Ignacio Ramonet, y otros textos de estudio. Cortés se definió como "gran lector", contrariando una encuesta publicada este mes por la revista cubana Bohemia, según la cual las personas de entre 15 y 30 años "leen bastante menos que el resto de sus compatriotas".

"Bueno, yo estoy en ese 31 por ciento de los que según Bohemia leen regularmente. Se lo debo a mi madre, que siempre nos leía cuentos a mi hermana y a mí y nos acostumbró a venir a la feria", contó para IPS. Fortaleza colonial de San Carlos de La Cabaña, sede de la FIL en La Habana Desde hace ya casi diez años, en La Habana, la Feria se desarrolla en la fortaleza colonial de San Carlos de La Cabaña, un espacio ferial de gran tamalo, sin embargo, como señalaban muchos este año, ya resulta pequeña para tanta afluencia de público que asisten movidos por los libros y los deseos de pasar un buen rato, rodeado de la familia, amigos, actividades diversas y la magia de los libros impresos. Los niños de cada familia son tal vez lo que más demandan de este festejo.

La feria pretende ser "un referente de exhibición, comercialización e intercambio de la mejor literatura cubana, latinoamericana y universal", según reconocen para IPS sus organizadores.

"La asistencia a la feria se ha hecho masiva. Además, ha aumentado mucho la literatura infantil y a precios módicos, lo cual incentiva el hábito de lectura en los niños", comentó Leonardo Berríos, profesor de literatura.

En su opinión, "dentro de 10 o 15 años" se verá el resultado. Berríos también consideró importante que se lleve la feria a tantas ciudades del país. "Es una inversión a largo plazo, no tanto monetaria como cultural", comentó.

En esta edición que concluyó en La Habana se presentaron 500 editoriales y 135 expositores, de los cuales 82 son extranjeros y 53 cubanas. Argentina fue el país invitado de honor, y a la cita acudieron los caricaturistas Joaquín Lavado (Quino), autor de Mafalda, y Miguel Repiso (REP), así como los escritores Luisa Valenzuela y Vicente Battista, entre otros intelectuales.

También viajaron a Cuba con motivo de esta cita cultural el premio Nobel nigeriano Wole Soyinka, el teólogo, filósofo y economista Franz Hinkelammert, el filósofo italiano Gianni Váttimo, la destacada intelectual mexicana Elena Poniatowska, premio Nacional de Literatura de su país y varios importantes escritores y pensadores del continente y el mundo. La edición del pasado año, que abarcó la capital y otras 35 ciudades, fue visitada por más de 5,4 millones de personas y se vendieron más de 3,1 de libros. Esta será semejante.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando