El Revolucionario

Portada > América > Ecuador > Una muchedumbre afín a Correa obliga a desalojar el Congreso.

¿Radicalización del proceso de cambio?

Una muchedumbre afín a Correa obliga a desalojar el Congreso.

La policía desaloja a los asaltantes con gases lacrimógenos

Miércoles 31 de enero de 2007, por ER. Quito

Indigenistas, estudiantes y otros colectivos reclaman la consulta popular que conduzca a la nueva Asamblea Constituyente

Indigenistas, estudiantes y otros colectivos reclaman la consulta popular que conduzca a la nueva Asamblea Constituyente

Miles de ciudadanos ecuatorianos integrantes de diferentes colectivos (indígenas, estudiantes, sindicalistas, &c.) se han manifestado a las puertas del Congreso exigiendo la convocatoria de la consulta que lleve a la formación de una Asamblea Constituyente, paso previo a las reformas que impulsa la Alianza PAIS, liderada por Rafael Correa. Los incidentes han obligado a evacuar a los congresistas y a disolver a los asaltantes mediante el uso de gases lacrimógenos.

El incidente, es la consecuencia lógica de la estrategia seguida por Correa desde su victoria en las urnas. El día 15 de enero, el nuevo presidente declaraba en una cadena televisiva lo siguiente: “solamente la voluntad ciudadana obligará a esta partitocracia a obedecer a sus mandantes, el pueblo ecuatoriano, e ir a esa consulta popular por la Asamblea Nacional Constituyente.

Esta apelación al “pueblo”, ha sido una constante en el discurso populista de Correa desde su triunfo. Sin embargo, aun cuando compartamos con el de Guayaquil las críticas a las partitocracias que pervierten y acotan las democracias existentes, observamos en Correa graves obstáculos para que esta partitocracia no se vea sustituida por un sucedáneo no menos pernicioso y aún reaccionario.

Desde su toma de posesión, hemos venido observando cómo el Presidente, enfrentado a la oposición conservadora, esa partitocracia integrada por PRIAN, SD, PSC y UDC, se ha ido rodeando de los para él tan caros y entrañables salesianos, sin por ello renunciar a mimetizarse con los indigenistas, hasta el punto de participar de “rituales de purificación” o de recibir la energía que suponemos procede de Pachamama...

Todo ello no hace sino avivar nuestro recelos, pues podríamos encontrarnos ante un mandatario que, poniéndole una vela a Dios y otra al Diablo, es capaz de mezclar los dogmas cristianos que tanto participaron en la denostada conquista americana que dio como fruto el Imperio Español; con la superstición, la magia y la persistencia de entidades numinosas, o lo que es lo mismo, aquello a lo que se enfrentó la misma Iglesia, y que sirve como argumento que alimenta la Leyenda Negra que está en la base de todo movimiento indigenista.

El peligro que vislumbramos es que todos estos colectivos que hoy se han plantado frente al Congreso, sobrevivan en el nuevo sistema que trata de implantarse, que tengan entidad e identidad propias tras la reforma y que el ciudadano ecuatoriano quede sustituido por la permanencia a tal o cual grupo. La propuesta, desde la plataforma desde la que analizamos estos fenómenos, pasa necesariamente por la trituración de esas barreras, que impiden la implantación de una verdadera democracia.

http://www.lahora.com.ec/frontEnd/images/objetos/manifestantes_001.wmv

El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando