El Revolucionario

Portada > América > Brasil > El PAC de Lula

Presentado el Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC) de Lula para Brasil

El PAC de Lula

¿Socialdemocracia o keynesianismo?

Domingo 28 de enero de 2007, por ER. Río de Janeiro

Si los planes y programas de Chávez en Venezuela pueden ser considerados como propios de socialdemocracia, los de Luis Ignacio Lula parecen oscilar entre los propios de esa cuarta generación de las izquierdas y los del keynesianismo

JPG - 22.2 KB

Si los planes y programas de Chávez en Venezuela pueden ser considerados quizás como propios de socialdemocracia, los de Luís Ignacio Lula parecen oscilar entre los de esa cuarta generación y los del keynesianismo. Políticas, pues, propias quizás de las democracias homologadas de los países capitalistas, donde las izquierdas y la derecha han quedado homologadas por la aceptación indiscutida de la democracia de mercado pletórico. Pero, ¿existe ese mercado pletórico acaso en Brasil?

Así parece creerlo Lula con esas medidas de corte keynesiano en que consisten su Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC), que prevé 503.900 millones de reales (235.000 millones de dólares) en inversiones en obras públicas hasta 2010. De esta forma espera llevar el producto bruto interno al 5%, y que en 2006 llegó a apenas 2,7%, mientras el de Venezuela llegó el año pasado al 8,8% y Argentina conseguía el 8,5% en su cuarto año seguido de crecimiento. Incluso Chile (4,8%) y Bolivia (3,5%) superaban en 2006 a Brasil.

El 55% de la inversión irá a energía y combustibles, 33% a desarrollo urbano y 12% a transportes (Brasil ampliará en 3.500 kilómetros la red ferroviaria). Entre los objetivos específicos figura la exploración de hidrocarburos y proyectos hidroeléctricos El paquete de 19 medidas destinadas a estimular las inversiones en infraestructura y en la construcción, dando prioridad a más de 100 proyectos energéticos.

«Crecer de forma correcta, es decir con democracia, responsabilidad fiscal y reducción de las desigualdades», declaró el presidente Lula. El orden escogido por Lula para esta tríada no parece casual. ¿Qué puede esperarse de este fundamentalismo democrático? ¿Qué de esta subordinación a las directrices del FMI, de la que no parece avergonzarse el ministro de Hacienda, Guido Mántega, que dice querer eliminar el déficit público en el 2010?


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando