El Revolucionario

Portada > América > Ecuador > Las iglesias evangélicas avanzan en Ecuador

La herejía protestante gana terreno y divisas en la Nación

Las iglesias evangélicas avanzan en Ecuador

El Socialismo del Siglo XXI tolera y fomenta vergonzantes prácticas basadas en el espiritualismo y la felicidad canalla

Miércoles 2 de septiembre de 2009, por ER. Quito

En primer lugar, el gobierno de Correa parece ver con buenos ojos la propagación de las más rancias verdades reveladas. Por otro lado, el terreno que ha ganado la IURD parece haber sido allanado por medio de un anticlericalismo católico asociado a la omnipresente Leyenda Negra

Herejes luteranos en pleno éxtasis

Ya son 48 los templos que la Iglesia Universal del Reino de Dios tiene en la nación ecuatoriana desde que el 6 de marzo de 1995 comenzara su implantación en Ecuador.

El pasado sábado 22 de agosto, en el sur de Quito, se inauguró una nueva iglesia sobre el antiguo local de la discoteca Oz. En dicha ceremonia, el pastor y telepredicador Joao Batista Ramos da Silva, sanó a enfermos invocando al Espíritu Santo ante las cámaras, que de este modo contribuían a la difusión de tan vergonzantes prácticas. Mientras estas ceremonias se desarrollaban, Silva pidió limosna a sus fieles, dinero con el cual se podrá costear el gasto del nuevo inmueble. A la vez que todo esto acaecía en Ecuador, en Brasil, el fundador de esta iglesia evangélica estaba siendo investigado a cuenta de su enorme enriquecimiento terrenal.

Iglesia Universal del Reino de Dios Fundada en Brasil por Edir Macedo Becerra en 1977, la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD), tiene en su célebre programa televisivo Pare de sufrir, su caja de resonancia, un potente altavoz desde donde se infectan las ondas con basura espiritualista y altas dosis de felicidad canalla. IURD es, en definitiva, otro sucedáneo de la herejía luterana sometido a un oportuno aggiornamiento con el fin de obtener pingües beneficios. Esta circunstancia, la de su “rentabilidad”, se basa no sólo en su proyección mediática o en la recaudación de diezmos, sino también en otra impostura: la venta de productos milagrosos que el vulgo consume.

Desde El Revolucionario, como es lógico, abominamos de esta secta, mas no podemos sino denunciar las facilidades que el Gobierno de Rafael Correa da a semejante turba de farsantes y/o dementes. La tolerancia con estos herejes, muestra bien a las claras el sesgo derechista del Socialismo del Siglo XXI, que da pábulo a iglesias como IURD.

Muchos y complejos son los factores que intervienen en los hechos que acabamos de narrar, desde nuestra corresponsalía nos limitaremos a señalar un par de ellos. En primer lugar, el gobierno de Correa parece ver con buenos ojos la propagación de las más rancias verdades reveladas. Por otro lado, el terreno que ha ganado la IURD parece haber sido allanado por medio de un anticlericalismo católico asociado a la omnipresente Leyenda Negra.

Cerramos aquí nuestra crónica con el doble deseo de que no vuelvan a erigirse nuevos templos y que los actuales se vacíen al mismo ritmo que las cuentas corrientes de estos charlatanes.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando