El Revolucionario

Portada > América > Ecuador > La contradictoria terna Ecuador-Irán-China

La República Islámica y el Imperio del Centro contribuyen al desarrollo energético ecuatoriano

La contradictoria terna Ecuador-Irán-China

Tres centrales hidroeléctricas se construirán con ayuda externa

Domingo 8 de marzo de 2009, por ER. Quito


Aprovechando el último comunicado semanal, el Presidente, Rafael Correa, ha dado a conocer los últimos avances que se han producido en las relaciones que la República mantiene con Irán y con China.

En ambos casos esta relación se establece en torno a asuntos energéticos. En efecto, Irán financiará dos centrales hidroeléctricas, en concreto la planta de Quito-Baeza, con un potencia de 100 megavatios, y la de Río Luis, de 15, en lo que constituye el inicio de un proyecto de más ambicioso en el que Irán se erigiría como socio prioritario. Por su parte, el Imperio del Centro, a través de dos empresas, participará en el proyecto hidroeléctrico de Coca Codo Cinclair, cuya potencia será de 2000 megavatios.

Ambos proyectos, de los que se muestra muy orgulloso Correa, suponen la mayor inversión extranjera de la historia de Ecuador, lo cual, según el presidente avalaría su política exterior. De este modo, los logros que consiguen las operaciones desplegadas en la capa cortical de la sociedad política ecuatoriana, redundarían en beneficios en la capa conjuntiva, pues en ambos casos nos hallaríamos ante proyectos estatales.

JPG - 5.2 KB
"El Islam dominará el mundo"
La placa histórica islámica: ¿hasta dónde piensa llegar Correa con su apoyo?

Parece evidente que Ecuador necesita de tales avances energéticos, mas, el “carácter” de los socios no deja de ser controvertido, pues en el caso de Irán nos hallamos ante una república islámica en cuya estructura, al margen de coyunturales alianzas, se incluyen los objetivos de la secta mahometana, incompatibles con las sociedades católicas y con el socialismo que proclama constantemente Correa. Por su parte, las relaciones con China plantean similares dificultades, pues bien pudiera ver el gigante asiático a Ecuador como plataforma para el despliegue de su imperialismo, al menos en su aspecto comercial.

Desde El Revolucionario nos mantendremos alerta ante esta controvertida alianza en la que sin duda aflorarán las inevitables fricciones que se producen cuando tres placas históricas, al modo de las tectónicas, chocan.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando