El Revolucionario

Portada > América > Neofeudalistas españoles critican el cierre de una "casa del emigrante" en (...)

Neofeudalistas españoles critican el cierre de una "casa del emigrante" en Uruguay

Domingo 29 de abril de 2007

Representantes del partido neofeudalista Bloque Nacionalista Gallego, BNG, aprovechan una visita a la República Oriental a un grupo de inmigrantes españoles de aquella región de España, para arremeter contra el partido español de centro-derecha Partido Popular, por no remodelar la llamada Casa del Emigrante, en la localidad española de Gondomar, la cual, según Joaquín Araújo, representante de aquel partido, está llena de pintadas y es prácticamente escombros.

El neofeudalismo hace referencia a todo grupo separatista que pretende, a través de una nación fraccionaria, conformar un nuevo Estado basado en premisas étnico/culturales y que busca en contextos históricos previos a la racionalización por holización de las sociedades políticas del Antiguo Régimen que las convirtieron en las naciones políticas modernas (España, Francia, Italia, Alemania, Venezuela, Argentina, Uruguay, Brasil, &c.) su justificación de opresión; estos grupos se suelen camuflar de izquierdistas para medrar socialmente, acusando de paso de fascistas a todo aquel que desvele su origen reaccionario, ya que resulta un anacronismo total el pretenderse de izquierdas invocando situaciones políticas anteriores a las grandes revoluciones que dieron lugar a las naciones políticas; por ello invocan el derecho de autodeterminación (ampardándose en la Carta de las Naciones Unidas de 1948) para sólo ellos poder votar en él, convirtiendo ese derecho en un privilegio, similar a los privilegios medievales que ciertos territorios tenían en el Antiguo Régimen, y de ahí el nombre de neofeudalismo.

Resulta interesante saber sobre qué clase de cuestiones se preocupan estos movimientos neofeudalistas, presentes en un buen número de naciones europeas (España, Turquía, Italia, Reino Unido, Francia, Suecia, Rusia, Serbia, Bélgica, Suíza), algunos asiáticos (Irán, Irak —que comparten con Turquía la lucha contra el neofeudalismo kurdo—, India, la República Popular China, Rusia), África (la República Democrática del Congo) y América (Canadá con el Quebec, Venezuela, Bolivia). Y es que es interesante comprobar como la máxima preocupación del neofeudalismo es la reivindicación de antiguos privilegios premodernos reconvertidos en una supuesta opresión por parte de las naciones canónicas en que se encuentran ubicados, mientras acusan de «reaccionarios» o «fascistas» a quienes no piensan como ellos, a la vez que enarbolan banderas con estrellas rojas y símbolos premodernos.

Aquí en Hispanoamérica tenemos que estar muy atentos con respecto al neofeudalismo.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando