El Revolucionario

Portada > Valoraciones y análisis > Grupo Promacos > La fiscalía, ANV y el formalismo según conviene

Ahora sí se ilegaliza a la filial de ETA

La fiscalía, ANV y el formalismo según conviene

La crisis económica obliga a crear nuevas cortinas de humo

Miércoles 17 de septiembre de 2008, por Grupo Promacos

Cuando, en vísperas de las elecciones municipales, la fiscalía permitió que este partido concurriera con sus listas al proceso, lo hizo argumentando que sólo en los casos en los que los miembros de la lista fuesen terroristas declarados, se podía proceder a su ilegalización. No del partido, sino de la lista concreta, en un escorzo argumentativo en donde se permitía participar en las elecciones a un partido que apoya al terrorismo secesionista vasco, trasladando la responsabilidad derivada de la orientación ideológica (antiespañola, estúpida y criminal) a los individuos que lo integraban, atomizando la institución con una chapuza que dejó a la mitad de las listas fuera y a la otra mitad dentro.

JPG - 7.8 KB
Cándido Conde Pumpido
El fiscal general del estado ya no ve ningún Guantánamo electoral

Cuando, como es natural, la oposición y diversas asociaciones o partidos pusieron el grito en el cielo denunciando el cinismo, oportunismo y miseria de semejante decisión del tribunal supremo —que, siempre a instancias de la fiscalía, no podía ilegalizar todas las listas, pues el fiscal sólo impugnaba a la mitad— el gobierno movilizó todo su ejército particular de faranduleros, plumíferos y tertulianos bajo la consigna de que un gobierno progresista no podía consentir un «guantánamo electoral» y, por tanto, en virtud de ese mismo talante progresista, debía permitir que los terroristas ocupasen los sillones de sus municipios, con la única condición de que todavía no estuviesen fichados por la policía.

Que se trataba, entonces, de una concesión política, en toda regla, a la banda terrorista ETA con la que el gobierno se hallaba en negociaciones, es una evidencia. Como ahora es evidente que rotos, por el momento, estos tratos vergonzosos con los criminales enemigos de la Nación, el gobierno cambia el rumbo y pide a su fiscal que actúe.

No se trata, por parte del Grupo Promacos, de rasgarse las vestiduras invocando «el espíritu de Montesquieu», como hacen algunos opinadores profesionales que todavía no se han parado a pensar que la separación de los poderes es un subterfugio ideológico imposible de materializarse en ninguna parte, sino de señalar cómo el posibilismo del gobierno nos deja al albur de las circunstancias, de las ocurrencias de este puñado de imbéciles que constituye la clase política española.

Porque a pesar de alegrarnos por la decisión del gobierno –-por muy tardía que sea, amén de insuficiente: mover de su poltrona a los cargos electos de ANV aunque su partido sea ilegal, no será cosa fácil— no podemos dejar de hacer notar que hasta el puro formalismo jurídico del que hace gala el tribunal supremo está supeditado a los intereses particulares del gobernante. Y estos intereses particulares suelen emanar del caletre de unos individuos poseídos por el Pensamiento Alicia y por la ambición de mantenerse en el poder a base de una retórica huera y de consignas estúpidas.

Ahora le interesa al gobierno ilegalizar a los partidos terroristas y separatistas, lo mismo que antes no le interesaba. Y de paso, en vísperas de un adelanto de las elecciones vascas, favorece a quien está llamado a ser socio del gobierno, el PNV, otro partido secesionista, que recogerá buena parte de los votos de ANV.

Y a todo esto, el principal partido de la oposición dedica sus esfuerzos a convencer al público de que son un partido de centro: el ariete centrista, Gallardón, lo dijo en el programa «Tengo una pregunta para Vd.» de la televisión española estatal: «La proa está en el centro, no a babor ni a estribor». Se le olvidó al alcalde madrileño mencionar que dicha proa va derecha a estrellarse contra las rocas, al margen de que estén a babor a estribor o en el centro geométrico de no se sabe bien qué.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando