El Revolucionario

Portada > América > Paraguay > Nuevo director de Itapú

Dialéctica de Estados

Nuevo director de Itapú

Paraguay intenta mantenerse independiente de la influencia brasileña

Miércoles 16 de julio de 2008, por ER. Asunción

La hidroelectrica Itaipú está ahora al servicio del Imperialismo brasileño. ¿Continuará estándolo bajo el mandato de Fernando Lugo?

JPG - 26.4 KB
Presa hidroeléctrica Itaipú
El agua no pertenece a Dios, como piensa el ex-obispo Fernando Lugo, sino a Brasil o Paraguay

El ex-senador Carlos Mateo ha sido designado por Fernando Lugo como el próximo director de la Central Hidroeléctria de Itapú auténtico nudo gordiano de las relaciones entre Brasil y Paraguay.

El Imperialismo brasileño se plasmó en su día en el Tratado de Itaipú firmado entre el país carioca y Paraguay por el que el aprovechamiento hidroeléctrico del río Paraná sería compartido entre ambas naciones prohibiendo la venta de energía a terceros estados y estableciendo que la energía sobrante —eufemismo leguleyo— debía cederse a Brasil a precio más bajo que el valor real de mercado.

El nuevo director ya ha comunicado que intentará alcanzar la igualdad de condiciones en el tratado bilateral pero al típico estilo metafísico de pedir «consenso nacional». Auténtica apelación nebulosa, porque de hecho, el consenso nacional paraguayo existe a la hora de reivindicar la riqueza de Paraguay. Lo verdaderamente necesario es aumentar la fuerza y capacidad de influencia de Paraguay en su entorno y buscar vías para forzar a Brasil a ceder sus privilegios.

Al tiempo que se anunciaba el nombre del nuevo director de Itaipú, la todopoderosa organización brasileñaFederación de Industrias del Estado de San Pablo, el mayor centro financiero de Iberoamérica que agrupa a lo más granado de la patronal carioca ha comunicado sus intenciones de invertir en Paraguay. Intenciones que comunicaron personalmente a Fenando Lugo en su entrevista en el local de laAlianza Patriótica para el Cambio.

La ambigüedad del ex-obispo Fernando Lugo contrasta con la claridad de los empresarios brasileños que ya se han declarado firmes defensores de la «libertad de mercado» así como mantienen la negativa a la renegociación del tratado del hidroeléctrica Itaipu. La patronal brasileña ha podido darnos un pedagógico ejemplo de liberalismo iberoamericano: libertad para que los intereses de Brasil sigan estando por encima de los de Paraguay.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando