El Revolucionario

Portada > América > Paraguay > Fernando Lugo será el nuevo presidente de Paraguay

Victoria patriótica frente al coloradismo

Fernando Lugo será el nuevo presidente de Paraguay

Final del rancio Partido Colorado despues de más de seis décadas en el poder

Lunes 5 de mayo de 2008, por ER. Asunción

Fernando Lugo consigue el 41% de los votos derrotando a la candidata colorada que tan sólo llegó al 30%

JPG - 122 KB
Fernando Armindo Lugo Méndez
Exultante próximo presidente paraguayo

Al final las encuestas no se equivocaron y Fernando Armindo Lugo Méndez será el próximo presidente de la República gracias al apoyo del 41% de los votos emitidos. Más de sesenta años llevaba en el poder el Partido Colorado, dictadura de Stroessner incluída (1954-1989) y ha hecho falta un ex-obispo capaz de aglutinar las fuerzas necesarias para que se produzca el viraje político que ya parecía apuntarse desde los comicios del 2003 en el que el coloradismo perdió la mayoría absoluta bajando del simbólico 40%.

El Partido Colorado se ensambló con la maquinaria del Estado gracias a la dictadura estronista bajo el apoyo de los Estados Unidos y la lucha frente a los movimientos comunistas. Stroessner dejó tras de sí no sólo un macabro número de torturados, muertos y desaparecidos, y la venta de las aguas del Paraná a Brasil hasta el 2023, sino además toda una sarta de elecciones que cada cuatro años ganaba por mayoría absoluta no sin antes haber proscrito a los partidos opositores.

El declive del régimen llegó a finales de los ochenta debido al cambio de coyuntura internacional, produciéndose en 1989 el golpe de Estado del general Andrés Rodríguez —su consuegro— que dota al país de una nueva constitución y permite que las antiguas fuerzas coloradas continúen medrando en el aparato del Estado.

El fin de la dictadura no trajo el fin de los problemas crónicos de Paraguay. Los años de corrupción sistemática, de fusión más o menos marcada entre el aparato del Estado y el aparato del Partido Colorado, unido a crisis económica, pobreza, desatinos internacionales y servilismo al Imperio Norteamericano han ido conformando una importante masa de ciudadanos que desean que una regeneración política y que la figura del obispo Fernando Lugo ha sabido encarnar.

Fernando Lugo, suspendido a divinis por el Vaticano debido a sus pretensiones política lideró la coalición Alianza Patriótica para el Cambio, formada en septiembre del 2007. Dicha coalición es un conglomerado de demócratas cristianos —el propio Fernando Lugo pertenece al Partido Demócrata Cristiano— liberales —Partido Liberal Radical Auténtico—, socialdemócratas —Partido Revolucionario Febrerista y Partido País Solidario—, socialistas —Partido del Movimiento al Socialismo—, el «centro» —según se autodefine el Partido Encuentro Nacional—, izquierdas indefinidas —Partido Frente Amplio—, movimientos campesinos —Bloque Social y Popular—, &c.

Solamente el futuro podrá aclararnos si a este popurrí de partidos sólo los unía su enfrentamiento al Partido Colorado y el deseo de alcanzar el poder o conseguirán trabajar por el bien de la Nación paraguaya y de la Comunidad Iberoamericana.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando