El Revolucionario

Portada > América > Paraguay > Intensa crisis del Partido Colorado en Paraguay

Antes de ceder, el presidente Duarte prefiere la muerte.

Intensa crisis del Partido Colorado en Paraguay

El proceso de primarias para las próximas elecciones de abril fragmenta y agrava la crisis

Jueves 17 de enero de 2008, por ER. Asunción

Las primarias pre-electorales agudizan la crisis del Partido Colorado. El aumento de popularidad y de simpatías hacia el contrincante demócratacristiano Lugo no hacen sino empeorar la situación.

JPG - 54.2 KB
Propaganda electoral de Blanca Ovelar
Nóvísimo estilo electoral cuyos resultados efectivos están por comprobar

La enconada disputa entre Blanca Ovelar —candidato oficialista— y Luis Castiglioni —candidato enemigo de Nicanor Duarte— en las primarias pre-electorales ha sumido en una grave crisis al Partido Colorado, partido que lleva gobernando Paraguay desde sesenta años y que, si hacemos caso a las encuestas, está próximo a dejar el poder.

El ex-vicepresidente Castiglioni ha sabido sacar partido de la lamentable situación que el gobierno del protestante Nicanor ha sumido a Paraguay: aumento de la inseguriad ciudadana, aumento de la pobreza, aumento de la emigración, corrupción económica en casi todos los sectores, &c. Tras las primarias, impugnó el resultado pero el Tribunal Electoral colorado otorgó finalmente la victoria a Blanca Ovelar.

Castiglioni y su gente han convocado para este viernes una manifestación para denunciar lo que considera un robo electoral y una maniobra política. La tensa situación gubernamental ha hecho que se ordene el acuartelamiento del ejército a partir de la medianoche «por motivos preventimos».

El conflicto ha sacado a la luz la vocación al martirio del presidente Duarte quien declaró refiriéndose a Blanca: «deberán pasar sobre mi cadáver para que un voto nuestro sea escamoteado o un voto de ellos sea privado de su movimiento. Aquí no habrá modificación de chapa, no habrá modificación de candidaturas, mientras yo viva».

La crisis pone en peligro incluso la participación en las elecciones del 20 de abril o en todo caso, obligaría a retrasarlas. Retraso que como marca la constitución tiene sus límites y sólo mostraría con más evidencia lo que ya es públicamente reconocido: la debilidad de un Partido que si hacemos caso al ex-obispo Lugo, tiene los días contados en el poder.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando