El Revolucionario

Portada > América > Paraguay > El Imperialismo catalanista fomenta el guaraní en Paraguay y la desunión de (...)

Su lema: hispanos del mundo, desuniós; su misión: introducir diferencias étnicas entre los ciudadanos paraguayos

El Imperialismo catalanista fomenta el guaraní en Paraguay y la desunión de las naciones iberoamericanas

Paraguay no parece estar a la altura de los suizos, belgas o neozelandeses

Martes 15 de enero de 2008, por ER. Asunción

Asociación catalana en contubernio con la UNESCO aboga por la inclusión del guaraní en la cédula de identidad paraguaya. Profesores de la Universidad paraguaya les secundan gustosos con tal de seguir medrando en sus cátedras de antropología y lingüística.

JPG - 141.1 KB
Propuesta de Célula de Identidad Civil
Plurilingüe: Guaraní, Español, Portugués y Norteamericano.

Paraguay no está a la altura de «decenas de países que expiden documentos multilingües, entre ellos Bélgica, Suiza, Finlandia, Reino Unido, Irlanda, Canadá, Nueva Zelanda, &c.,» esto es lo que ha afirmado el señor Joan Moles i Carrera directivo de la asociación Ñe’êtéva rekávo aty (sic)—con sede en Cataluña (España)— como si los paraguayos fueramos algo así como atrasados respecto a estos países anglosajones. Lo que este señor no parece saber es que el guaraní siempre fue una lengua hablada, y no escrita. Que su formalización gramatical fue cosa de la teocracia jesuita primero y de profesores pequeñoburgueses liberales después.

El Sr. Moles i Carrera se pregunta angustiado: «¿Por qué los responsables de la nueva cédula omitieron el uso del guaraní?. ¿Qué clase de concepción lingüística y de prejuicios lingüísticos anidan en sus conciencias?. ¿Por qué no se exigió desde la sociedad civil, de forma democrática, a los responsables de tan ominosa omisión, que diesen explicaciones sobre este ultraje al guaraní y a los paraguayos?». Según este individuo el guraní es «la lengua histórica» de Paraguay, como si quientos años de español no fueran suficientes para dar entidad histórica a la lengua castellana. Ominosa en todo caso es su concepción lingüistica que exige que una lengua tenga que tener gramática formalizada para alcanzar los cánones civilizados necesarios.

La organización catalana Ñe’êtéva rekávo aty, («organización por el multilingüismo») al hilo del Año Internacional de las Lenguas (2008) organizado por la UNESCO ha pedido al gobierno paraguayo que la cédula de identidad se redacte también en guaraní así como que se avance en el multilingüísmo. Se le ha sumado el Instituto Superior de Lenguas, dependiente de la Universidad Nacional de Asunción. El gobierno paraguayo ya se ha puesto en marcha a licitar las empresas encargadas de lucrarse con dinero público a costa del cambio de cédulas.

JPG - 27.2 KB
Actual Célula de Identidad Civil
Sólo en español.

Lo más interesante de este intervencionismo es que las encuestas realizadas entre los alumnos por el diario Última Hora, arrojaban que la asignatura más odiada por los alumnos paraguayos era precisamente el guaraní (80%). El guaraní es hablado por una de cada tres personas en Paraguay y ha sido desde siempre una lengua hablada que ha convivido con el español utilizado como lengua capaz de fusionar no sólo a la Nación paraguaya sino de unir a los paraguayos con el resto de iberoamérica. En los últimos años, han sido profesores universitarios —sobre todo antropólogos y lingüístas— los que con más ahínco han intentado gramaticalizar el guaraní y formalizarlo.

Esta pandilla de burgueses sólo se preocupan de estos asuntos olvidando insistir en los 230.000 analfabetos —sobre todo mujeres— que se estima tiene Paraguay (cifras del 2005) sin saber ni leer ni escribir, víctimas de la enseñanza pública maltratada por gobiernos liberales colorados. Su educación es un derecho que tienen no por ser indígenas, ni por ser mujeres, ni por ser bautizados en el Espíritu Santo, sino por ser ciudadanos y trabajadores de Paraguay y es deber de la Nación y su corrupto gobierno colorado educarlos. Y a los políticos que se lucran a costa del prójimo y desatienden su obligación no se les puede calificar de otro modo sino de traidores. Ya provengan de Paraguay o de Cataluña.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando