El Revolucionario

Portada > América > Paraguay > La Triple Frontera y el terrorismo sarraceno

¿Islamismo en iberoamérica?

La Triple Frontera y el terrorismo sarraceno

Los gobiernos de la Triple Frontera niegan la existencia de activismo terrorista en la zona.

Viernes 11 de enero de 2008, por ER. Asunción

Los gobiernos que engloban la llamada Triple Frontera (Argentina, Brasil y Paraguay) niegan ante el Imperio Norteamericano que exista en la zona terrorismo islámico. La presunta presencia de Hizbulá en la zona podría ser una estragetia del Imperio para incrementar su presencia en la zona.

JPG - 16.7 KB
Antonio Rivas
¿Miente o desmiente?

Terminan las jornadas de la sexta reunión plenaria del «Mecanismo 3+1», en las que se dan citan las delegaciones de los países de la Triple Frontera (Brasil, Argentina y Paraguay) junto al legado imperial norteamericano, James Cason (embajador de los EE.UU en Paraguay). En ella los gobiernos de la Triple Frontera, en principio, han desmentido la presencia de terrorismo islámico en la zona después de que recientes noticias ubicaban al grupo libanés Hezbulá en la Triple Frontera actuando por mediación de individuos que extraerían fondos para la ponzoñosa causa.

Antonio Rivas, viceministro de Relaciones Exteriores de Paraguay, ha afirmado en las susudichas jornadas que «no se han detectado evidencias de terrorismo operativo» en la zona trifronteriza. Estas afirmaciones, lejos de tranquilizar levantan más suspicacia pues pudiera darse a entender que los terroristas siguen estando aquí pero como células temporalmente inactivas. Además del terrorismo, se habló en las jornadas de narcotráfico, delitos informáticos y de secuestros.

La sospecha ante estas cumbres vienen marcadas por la presencia de los norteamericanos, y sus enormes intereses en la región, que pudieran estar utilizando la escusa del terrorismo islámico para engrandecer sus tentáculos. El embajador Cason rápidamente presentó su apoyo mediante una serie de «programas y proyectos» de ayuda a la región que sospechamos no saldrán gratis.

De cualquier modo, el terrorismo mahometano no es para tomárselo a broma y no dudados de que en iberoamérica sabremos hacer frente a estos terroristas sin la necesidad de que los norteamericanos nos pasen su factura. Siempre y cuando ciertos grupúsculos de pseudoizquierdas dejen de pensar que financiando a Hezbula se lucha contra el imperialismo estadounidense en iberoamérica. No todos los enemigos del Imperio han de ser nuestros amigos.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando