El Revolucionario

Portada > América > Paraguay > Postgrados paraguayos dejados de la mano de dios y del mercado

Miles de brasileños cursan postgrado en Paraguay

Postgrados paraguayos dejados de la mano de dios y del mercado

El mercado y la burocracia brasileña les fuerzan a aprender español

Miércoles 9 de enero de 2008, por ER. Asunción

La anarquía que reina en el control y la regulación de los postgrados paraguayos, unido al bajo coste, ha generado que miles de estudiantes brasileños vengan a Paraguay.

JPG - 17.8 KB
Estudiantes brasileños en Paraguay
Cursos anárquicos más baratos y en español.

Más de 3.000 brasileños cursan el postgrado en las universidades paraguayas debido al bajo coste, a la inflación paraguaya y la insufrible burocracia brasileña. Un curso de postgrado en Paraguay cuesta tan sólo 765.000 guaraníes (300 reales brasileños) mientras que en el país carioca la media está en 1.000 reales (2 millones y medio de guaraníes). El país presidido por el socialdemócrata Lula da Silva además cuenta con una insufrible burocracia que dificulta el acceso a los cursos públicos de postgrado lo que no impide que se exija a los funcionarios públicos que estén en posesión de una maestría.

Como en otras cuestiones paraguayas, la anarquía liberal reina a la hora de los postgrados. Nada los regula, nada los controla. Pero además, nada puede controlarlos puesto que la Ley de Educación Superior lo impide. El gran impulsor de esta irracional ley fue el senador liberal Juan Manuel Marcos, individuo nada neutral, pues resulta ser el rector de la Universidad del Norte de Paraguay (universidad privada que cuentan con un jugoso convenio con la Embajada de los Estados Unidos) que oferta cursos a brasileños. La ley antipatriótica deja en manos de entidades privadas la regulación de estos postgrados. La ministra de Educación ha reconocido que ni siquiera la carga horaria obligatoria (900 horas) puede ser cumplida pues no hay mecanismos de monitoreo.

Los brasileños, por su parte, se quejan de no entender las clases dadas en español, por lo que se ven obligados a aprender dicha lengua si quieren sacarse el título. De hecho, estos cursos están sirviendo como plataforma para que miles de universitarios brasileños aprendan el idioma hispano. Las contradicciones del capitalismo, como afirmaba Marx, no sólo fomentan la explotación sino que generan las armas con la que combatir al enemigo. En nuestro caso, las armas son la lengua española y la unidad iberoamericana.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando