El Revolucionario

Portada > América > Paraguay > Paraguay: Catolicismo frente a protestantismo

Fernando Lugo, ex-sacerdote católico paraguayo

Paraguay: Catolicismo frente a protestantismo

El ex-obispo católico arremete contra Nicanor Duarte, presidente protestante

Viernes 4 de enero de 2008, por ER. Asunción

El ex-obispo de San Pedro, Fernando Lugo, acaba de recibir el certificado que lo acredita legalmente como candidato del Partido Demócrata Cristiano que se enfrentará al sempiterno Partido Colorado. Se enfrentará al menonita Nicanor Duarte, actual presidente de Paraguay.

JPG - 17.8 KB
Fernando Lugo
Fernando Lugo, azote del protestantismo liberal.

Las próximas elecciones paraguayas se avecinaban (20 de abril) y todavía no estaba clara la legalidad de la cantidatura de Fernando Lugo, sacerdote ex-obispo de San Pedro, por el Partido Demócrata Cristiano. La causa de la indeterminación radica en las leyes que impiden la presentación de la candidatura presidencial a sujetos que no pertenezcan a ningún partido realmente existente. Lugo, participó internamente en los debates de la Alianza Patriótica pra el Cambio y consiguió el pasado 9 de diciembre ganar las primarias del PDC.

Fernando Lugo, ordenado sacerdote católico en 1977 se formó en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en la que estuvo de 1983 hasta 1994, año en el que regresó a Paraguay siendo ordenado obispo de la diócesis de San Pedro, la más pobre de Paraguay. En marzo de 2007 renunció a su cargo eclesiástico para entrar de lleno en la política del país postulándose como el principal opositor al presidente y contumaz protestante menonita Nicanor Duarte (Partido Colorado) que lleva gobernando la Nación desde 2003.

El ex-obispo, ha declarado sus «simpatías por el socialismo» —aunque sin precisar concrétamente a qué tipo de socialismo se refiere— y ha participado en la marcha frente a la residencia de los presidentes de Paraguay para protestar contra el fallo de la Corte Suprema de Justicia por la que Duarte Fruto aumentaba su poder al permitir compaginar la presidencia del Partido Colorado y la de la Nación.

La influencia de la religión en la política paraguaya es ya añeja, y por lo menos puede remontarse a los tiempos de la teocracia que los jesuitas instauraron en 1604 hasta que una coalición ibérica formada por ejércitos españoles y portugueses derrocaron al gobierno de la Compañía de Jesús en 1757. El actual presidente Nicanor Duarte, en un acto de oscurantismo propio de los correligionarios menonitas, se negó a asistir a la misa de veneración de la Virgen de los Milagros de Caacupé, virgen que según la leyenda, salvó a un indio guaraní converso al cristianismo de una muerte a mano de los fieros Mbyaes (tribu acérrima enemiga del catolicismo). Y decimos oscurantismo porque el tradicional pacifismo menonita junto a su extremo espiritualismo nos parecen más delirantes que la veneración de imágenes católicas, pues mientras que el dios protestante inserto en los corazones menonitas no existe, la imagen de la Virgen de los Milagros sí que es bien real y sus significado simbólico sigue actuando en la realidad presente.


El Revolucionario, el diario hispano global de crítica del presente
Seguir la vida del sitio Cumple con el estándar XHTML 1.0 Transicional Página realizada con hojas de estilos
Porque el Mundo sigue girando